Cómo recuperar tu WhatsApp si pierdes o te roban el móvil

Cómo recuperar tu WhatsApp si pierdes o te roban el móvil

Rocío García

Si has perdido o te han robado tu teléfono móvil, tus datos pueden estar en peligro, pero también es un riesgo que cualquiera pueda acceder a tus conversaciones de WhatsApp con todo tipo de información personal, fotografías, mensajes, vídeos y prácticamente toda nuestra vida en ellas. Si te han robado o has perdido el teléfono móvil, esto es lo que debes hacer con WhatsApp.

Si tienes instalada la opción de Encontrar mi dispositivo en Android, puedes localizar tu smartphone si te lo roban o lo pierdes, pero también puedes bloquear el teléfono hasta que lo recuperes o incluso eliminar los datos de forma remota. Pero si no, estos son los pasos que debes seguir si quieres evitar que suplanten tu identidad en WhatsApp y que accedan a tu información o se hagan pasar por ti. Además, es conveniente saber todo aquello que podemos hacer para evitar que nos roben la cuenta de WhatsApp.

Qué debes hacer

Aunque te parezcan demasiados pasos, en solo unos minutos puedes mejorar la seguridad siguiendo estos consejos

Bloquea tu tarjeta SIM

Lo primero que debes hacer es bloquear tu tarjeta SIM si has perdido o te han robado el teléfono móvil. Si no hay acceso a tu tarjeta, no se puede verificar la cuenta en WhatsApp ya que no se recibirá el SMS correspondiente o la llamada que hace falta para confirmar que eres tú. Sin el código de verificación, no podrán tener acceso a la aplicación de mensajería, aunque tengan tu smartphone en sus manos. Para bloquear la tarjeta SIM tienes que ponerte en contacto con tu operador.

Usa una nueva tarjeta

Solicita a tu operador una tarjeta SIM nueva con el mismo número para activar tu WhatsApp en el nuevo dispositivo que tengas. Una vez que lo actives en el teléfono que vayas a utilizar, será imposible que alguien lo use en el viejo ya que solo se puede activar una cuenta de WhatsApp con un número de teléfono y en un solo dispositivo a la vez.

Avisa a WhatsApp

Aunque bloquees la tarjeta SIM, hay una opción de usar WhatsApp en tu móvil robado o perdido: a través de una conexión Wi-Fi. Para evitarlo, es fundamental que te pongas en contacto con la compañía encargada de la aplicación para que desactive tu cuenta de forma temporal hasta que la inicies en otro dispositivo.

Manda a WhatsApp un correo electrónico con asunto «Teléfono robado/extraviado: Por favor, desactiva mi cuenta«. Tendrás que enviar este mensaje a soporte de WhatsApp y en el cuerpo del mensaje tendrás que introducir tu número de teléfono completo asociado a la cuenta de WhatsApp (incluido el código internacional, que en el caso de España sería 0034 o +34, seguido de tus dígitos) Es decir, quedaría algo así:

  • Destinatario: support@whatsapp.com
  • Asunto: Teléfono robado/extraviado: Por favor, desactiva mi cuenta
  • Cuerpo del mensaje: +34XXXXXXXXX

Restaurar el historial de conversaciones

Si ya tienes tu nueva tarjeta SIM y quieres tener tus mensajes en otro dispositivo, puedes restaurar el historial de conversaciones si tenías hecha una copia de seguridad de WhatsApp. Lo primero, asegúrate que hay una copia de seguridad activada.

  • Abre WhatsApp
  • Ve a Menú
  • Accede a Ajustes
  • Ve a Chats
  • Activa “Copia de seguridad»
  • Configura cuándo se hace y dónde se guarda esta copia de seguridad que acabas de hacer.

Para restaurarla, bastará con que inicies sesión desde el nuevo dispositivo. Si hay una copia de seguridad guardada, WhatsApp te preguntará si quieres restaurarla. Ten un poco de paciencia hasta que acabe el proceso ya que podrá durar unos minutos o incluso horas si el archivo almacenado pesa mucho. Ten paciencia y espera que se complete. Así podrás tener todos tus mensajes pero también tus fotografías, vídeos, audios… Todo el contenido multimedia enviado o recibido se transferirá así a tu nuevo teléfono móvil sin ningún problema.

Copia de seguridad de WhatsApp

¿Perderás los mensajes?

No. Si has configurado una copia de seguridad y se ha creado antes de que te roben o pierdas el teléfono, puedes restaurar el historial de chat desde Android, iOS o Windows Phone. Para ello, es fundamental que te fijes que la copia de seguridad configurada no es local, en el propio teléfono, sino que se ha realizado en Google Drive, en iCloud o en OneDrive y está disponible en la nube para restaurarla. Generalmente te recomendamos que hagas una copia de seguridad cada noche de forma automática con Google Drive y así puedes tener siempre acceso a tus mensajes, aunque te roben el teléfono móvil.

¿Perderás tu cuenta?

Cuando desactivas una cuenta de WhatsApp, no se elimina por completo. Es decir, la gente puede mandarte mensajes si quieren y pueden ver tu perfil, aunque tú no los leas o no te lleguen. Si reactivas la cuenta en un periodo de treinta días, esos mensajes llegarán como siempre. Si no la reactivas en treinta días, la cuenta de WhatsApp será borrada por completo y perderás todos tus datos.

Cambiar tu número de teléfono

Si has decidido que cambiar tu número de teléfono en WhatsApp y tener uno diferente tras haberte robado o perdido el móvil, también puedes migrar tus contactos y chats directamente, sin ningún problema, manteniendo tu cuenta de usuario en la aplicación de mensajería. Seguirás perteneciendo a los mismos grupos o teniendo los mismos contactos. Además, las personas que tenías agregadas serán avisadas de que has cambiado de teléfono, no tendrás que ir explicándolo uno por uno.

  • Ve a WhatsApp en tu teléfono móvil
  • Pulsa en los tres puntos de la esquina superior derecha
  • Ve a Cuenta
  • Elige la opción “Cambiar número”
  • Introduce el número de teléfono antiguo
  • Introduce el número de teléfono nuevo

Cambiar número de WhatsApp

Confirma el cambio y se migrarán los grupos, ajustes o la información de la cuenta. También te permitirá notificar a todos tus contactos sobre el cambio de número o elegir a qué contactos quieres avisar o a cuáles no.

Bloquea el acceso a la aplicación

Como bien dice el refrán, «más vale prevenir que curar», lo cierto es que proteger el acceso a la aplicación de WhatsApp mediante una clave o nuestra huella dactilar va a evitar que cualquiera en el que caiga en manos nuestro teléfono pueda entrar en la app y tener acceso a nuestros mensajes o incluso poderse hacer pasar por nosotros. Si nos roban el teléfono puede que no sea WhatsApp lo más importante, pero podemos evitar que accedan a nuestras conversaciones o fotografías.

En esta ocasión es posible configurar la protección por huella dactilar que nos ofrece el propio WhatsApp o bien echar mano de alguna app de terceros que nos permite bloquear con una PIN o contraseña el acceso a la aplicación y toda la información de nuestros mensajes de. AppLock es una de las más populares y utilizadas en este sentido, mientras que también podemos realizar esta configuración desde los ajustes del propio sistema o los de WhatsApp. Incluso es posible bloquear la app de mensajería con nuestra cara si el móvil cuenta con sistema de reconocimiento facial.

Aunque no es una solución definitiva, lo cierto es que el hecho de evitar que puedan acceder a nuestros chats de esta manera nos da tiempo para solicitar el bloqueo de nuestra cuenta a WhatsApp o realizar un bloqueo total de nuestro terminal.

Para bloquear el acceso con huella dactilar sigue estos pasos:

  • Abre WhatsApp en tu teléfono móvil
  • Toca en los tres puntos de la esquina superior derecha de la aplicación
  • Abre el apartado de Ajustes a través del menú o ventana emergente
  • Una vez aquí, abre el apartado de Cuenta
  • Elige Privacidad, la primera opción
  • Ve hasta el final de la página y busca Bloqueo con huella dactilar

Activa esta opción y hará falta el uso de tu huella para acceder a WhatsApp además de para desbloquear el teléfono.

Eliminar una cuenta de WhatsApp

Sea cual sea el motivo, pues eliminar una cuenta de WhatsApp de forma definitiva. No se trata de un proceso de desactivación que nos permite volver en los 30 días siguientes, sino que se eliminará todo lo que hay en la aplicación: los mensajes, estados, los chats, vídeos, audios, fotos. Será definitivo y no podrás volver atrás.

Eliminar cuenta

  • Ve a WhatsApp
  • Ve al botón de menú en la esquina superior derecha
  • Selecciona Ajustes
  • Ve a Cuenta
  • Pulsa en “Eliminar mi cuenta”
  • Introduce tu número de teléfono

Bloquear móvil a distancia

Además de los consejos anteriores, también puedes bloquear tu teléfono de forma remota para evitar robo de información personal entre otras cosas.

Bloquear móvil Android

Para bloquear un móvil Android previamente hay algunas condiciones que el dispositivo tiene que cumplir:

El teléfono debe estar encendido, debe tener iniciada una sesión en una cuenta de Google, debe estar conectado a una red Wi-fi o a través de datos móviles, tiene que estar visible en Google Play, tener la ubicación activada y tener activado Encontrar mi dispositivo.

Si cumplimos esas condiciones podemos ir a la página android.com/find e iniciar sesión con nuestra cuneta de Google. En ese momento el teléfono recibirá una notificación y en el mapa veremos la ubicación del teléfono. En el menú de la web podemos hacer que el móvil suene a todo volumen durante 5 minutos, aunque esté silenciado.

Podemos bloquear el dispositivo mediante PIN, patrón o contraseña. Y además podemos añadir un mensaje en la pantalla de bloqueo para facilitar la devolución. Por último, tenemos la opción de Borrar dispositivo que elimina todos los datos del teléfono.

Bloquear iPhone

Si hemos perdido o nos han robado nuestro iPhone podemos bloquearlo a través de la página iCloud.com/find o podemos usar la app Buscar desde otro dispositivo Apple.  Tanto desde la web como desde la app puedes ver la ubicación del móvil en el mapa y si el dispositivo está cerca puedes reproducir un sonido que te ayude a encontrarlo.

También puedes marcarlo como perdido, en ese momento el dispositivo se bloquea y muestra un mensaje en la pantalla de bloqueo. Además, podrás rastrear su ubicación y si tienes tarjetas añadidas a Apple Pay, estas perderán la capacidad de pago. Por último, también puedes borrar el contenido del dispositivo para impedir el acceso a los datos personales.