Reducir el tamaño de una imagen: dos métodos con Photoshop

Tutoriales

Reducir el tamaño de una foto puede ser muy útil en un montón de situaciones diferentes. Por ejemplo, si necesitas ahorrar espacio de almacenamiento, si la vas a utilizar en una página web, si necesitas insertarla en un documento, etc, etc…

Con Photoshop puedes reducir el tamaño de las fotos de varias maneras diferentes y a lo largo de las siguientes líneas quiero explicarte las más habituales, las que te pueden resultar útiles en la mayoría de situaciones.

Cambiar el tamaño de una imagen con Photoshop

A la hora de reducir el tamaño de una foto puedes optar, principalmente, por dos vías: reducir las dimensiones de la imagen o reducir el peso de la misma. En algunos casos es importante combinar ambas técnicas; por ejemplo si necesitas la foto para una web, mientras que en otros puede ser suficiente con reducir las dimensiones y en otros el peso.

Cómo reducir las dimensiones de una foto

Reducir las dimensiones de una foto es modificar el largo y ancho de la misma.

Este método es muy útil si por ejemplo necesitas insertar una imagen de un tamaño concreto dentro de un documento y necesitas la máxima calidad o si vas a enviar la imagen a impresión. Al ajustarla al tamaño exacto evitarás que el archivo pese más de lo necesario y el manejo del archivo será más ágil.

Para hacer esto lo primero que necesitas saber son las medidas exactas que necesitas para la imagen. Lo habitual es que esté expresado en píxeles, pero si la imagen está pensada para impresión también puedes utilizar centímetros o pulgadas.

Cambiar el tamaño de una imagen en Photoshop

Una vez que conozcas las medidas, abre la imagen en Photoshop y pincha sobre el menú Imagen – Tamaño de imagen. Ahora establece el ancho o el largo para la imagen y automáticamente se rellenará la otra medida según las proporciones originales. Puedes establecer ambas medidas si pinchas sobre el icono del candado, pero si lo haces la imagen se deformará al no respetar las proporciones.

Una vez establecidas las nuevas dimensiones, puedes modificar también la resolución de imagen, es decir, el número de píxeles por pulgada. Normalmente este valor no se suele modificar, pero si no necesitas que la calidad de la imagen sea muy alta puedes reducirlo si lo deseas para que la imagen final ocupe todavía menos espacio de almacenamiento.

Guardar para web, una opción muy útil de Photoshop

El método anterior es válido para reducir las dimensiones de cualquier imagen, pero hay otro que, personalmente, me parece mucho más rápido y útil en un montón de situaciones diferentes. Se trata de la función Guardar para web y que te permite modificar las dimensiones de una imagen, escoger el formato y elegir entre varios ajustes de compresión a la hora de guardar una imagen desde el software de retoque fotográfico.

Cuando termines de editar la imagen y la vayas a guardar elige la opción Archivo – Exportar – Guardar para web. Se abrirá una nueva ventana en la que puedes realizar diferentes ajustes.

Guardar para web en Photoshop

Dependiendo de uso que vayas dar a la imagen tendrás que utilizar una opción u otra, pero si vas a utilizar la foto para una web, insertarla en un documento o similar, te aconsejo que elijas en Ajustes prestablecido la opción JPEG alta y en el aparatado tamaño de imagen establezcas las medidas que quieras que tenga la imagen final (esta vez solo podrás establecerlo en píxeles).

El resto de ajustes los puedes dejar tal cual están y Photoshop se encargará de comprimir la imagen para que no se aprecie pérdida de calidad y ocupe lo mínimo posible.

Por supuesto, debes entender que esta función está pensada para usar la imagen en entornos digitales. Si necesitas un archivo para imprimir utiliza el método anterior, ya que la compresión sí podría afectar al resultado de la impresión en papel.

Escrito por Manu Iglesias

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • ¿Es necesario usar Photoshop para algo que puedes hacer sin él?. Que está bien la guía pero no todo el mundo tiene para pagar Photoshop sin contar a los piratillas xD.

    Hay alternativas gratuitas como Gimp que hacen lo mismo. Sino siempre tienes el modo fácil, PAINT, parece absurdo pero por ejemplo un JPG si su calidad es de 80% o más con abrir la imagen en Paint y guardar directamente la calidad se reduce a 75% sin perder detalles y reduce el peso bastante, un JPG del 100% y 12MPx pasa de 4MB a 1MB o en todo caso una de 48MPx de 25MB a 10MB. Igual que el escalar la imagen el mismo paint, sirve. Tal y como salen las imágenes con paint ya valen para uso web. Lo que importa es el posicionamiento web y el tiempo de carga para tener una puntuación alta en google, a menos que te de igual eso. En este caso para imágenes se recomienda usar JPG de máximo 800×600 y 60% de calidad, para logos o iconos usar PNG o SVG, y luego para imágenes pequeñas de 128px o menos usar GIF.