Cómo eliminar personas y objetos con Photoshop

Cómo eliminar personas y objetos con Photoshop

Rocío García

Seguro que en alguna ocasión has visto que alguien en Twitter pide que eliminen a otra persona que estropea su fotografía pero el resultado son continuos retoques con humor y burla, por lo que te desaconsejamos esta opción y mejor que lo hagas tú mismo. Puedes recurrir a Photoshop. Puedes eliminar objetos y personas en fotografías con Photoshop y es una de las primeras cosas que se aprenden una vez que empiezas a familiarizarte con la suite de retoque de Adobe.

Hay aplicaciones especializadas para teléfonos móviles, o incluso webs con editores de fotografía online, que permiten eliminar objetos o personas que se han colado en tus fotos o selfies y que quieres que dejen de estar ahí estropeándola. Pero también puedes recurrir a Photoshop si quieres eliminar objetos o personas de una fotografía fácilmente, tanto si eres experto como si no. Conseguirás un resultado mucho más profesional y tienes todo tipo de herramientas con la que acertarás. Líneas, personas, objetos o algo que haya en el cielo y que no te has dado cuenta al hacerla pero sí a la hora de editarla. Puedes borrar, sustituir, clonar, etc.

Puede que usar Photoshop te pueda resultar complicado en un principio pero hay herramientas fáciles de usar que no requieren ser un experto en la herramienta de Adobe. Conseguir un efecto realista te llevará unos minutos y dependerá de la fotografía que sea más o menos difícil disimular eso que quieres tapar pero puedes hacerlo sin que suponga un gran esfuerzo. Es cuestión de práctica ir mejorando. De práctica y de dedicarle tiempo, hacerlo con cuidado y no pretender tardar lo mínimo.

¿Qué debemos tener en cuenta?

No todas las herramientas servirán en el mismo caso y no hay un único proceso. A medida que vayas utilizándolo verás que dependerá de la fotografía que elijas una u otra. No será lo mismo borrar un avión o un pájaro en el cielo que eliminar a una persona junto a ti. Ni en tiempo ni en dedicación ni en complejidad ni en herramientas. Pero, además, no siempre una sola herramienta va a hacer la magia de eliminar algo por ti. Es posible que más allá de dedicarle tiempo también necesites ajustar diferentes parámetros, utilizar combinaciones de herramientas o aprovechar una u otra según lo que quieras retocar a cada instante.

Por lo general, el tiempo es la clave. El tiempo y el cuidado. No es cuestión de unos segundos que vayas a hacer desaparecer por arte de magia un ordenador en una fotografía, por ejemplo. Se requiere paciencia para tener un trabajo correcto y un buen resultado pero, además, a medida que vayas acostumbrándote a todas las herramientas sabrás cuál es la mejor en cada situación y podrás decidirlo.

Aunque te expliquemos algunas de las principales herramientas ten en cuenta que deberás probar una y otra vez, que quizá debes usar el tampón de clonar y el pincel corrector en una misma fotografía, que quizá debes retocar una y otra vez y pasar la herramienta varias veces hasta conseguir el resultado deseado. Y ten en cuenta que siempre es más recomendable trabajar sobre una capa vacía que sobre el fondo. Aunque no siempre se puede pero en muchas ocasiones sí.

Pincel corrector puntual

Lo más sencillo y básico es el pincel corrector puntual que te servirá para eliminar objetos que haya en el cielo, por ejemplo, o en la playa. Puedes elegir el tamaño del pincel en la parte superior de la pantalla de Photoshop, siendo aconsejable siempre que el pincel sea más grande que el objeto que vas a borrar para conseguir así que se funda mejor con el fondo una vez que lo hagamos desaparecer. Más allá del tamaño del diámetro, también te aconsejamos que evites esta herramienta si hay cambios de color en la imagen que estás retocando porque no quedará perfecto. En caso de que haya sombra, asegúrate que también la has cogido con el pincel corrector puntual.

Crea una nueva capa en Photoshop en la parte superior: Capa > Crear capa. Una vez que la tengas, ve al pincel corrector puntual en el menú de herramientas, elige el grosor y borra a la persona que quieras. Automáticamente desaparecerá. Es muy rápido y sencillo tal y como puedes ver en la imágenes adjuntas.

Eliminar objetos con el pincel puntual

Pincel corrector

Lo anterior no siempre te va a funcionar y esta es otra de las herramientas más prácticas que podemos usar en Photoshop y seguro que has visto a alguien utilizándola alguna vez. Coges un punto de la imagen y de ese punto sacas información para eliminar el objeto. A diferencia del anterior, el fondo no es automático sino que tú eliges exactamente de dónde va a “copiar” la información que se muestre cuando elimines lo que quieres eliminar. Por si necesitas más precisión. Lo aconsejable aquí es que marques la zona más parecida. Es útil si el fondo no es igual en todos los puntos y si quieres que las zonas vayan siendo acordes. Te llevará mucho más tiempo pero el resultado será mejor.

Tienes que marcar con ALT el punto desde el que quieres extraer la información e ir pasando el pincel corrector por la persona o el objeto que quieres modificar.

Pincel corrector

Tampón de clonar y parche

Estas dos herramientas son similares a la anterior: tú eliges de dónde cogen la información. La diferencia entre ambas es que en una tendrás que seleccionar el objeto y moverlo a otra parte, como es el caso del parche, y en la otra podrás ir seleccionando marcando con ALT de forma similar al pincel corrector anterior. Pero hay otra diferencia muy importante: el tampón de clonar no fusiona con el fondo, no tiene en cuenta los diferentes valores de la fotografía como puede ser el contraste sino que directamente o clona y no consigues un efecto realista pero es útil si lo combinas con otras herramientas de esta lista.

La principal diferencia entre el pincel corrector y el tapón de clonar es que en uno se coge información y se traduce para fusionarla con el fondo. En la otra, directamente clonarás lo que has seleccionado copiando tal cual la información. Por ejemplo, podrás eliminar un pájaro sustituyendo ese trozo de cielo por otro que esté limpio, como ves en la captura de pantalla siguiente. Pero también permite ir trazando o clonando un objeto entero o un paisaje si quieres continuar las nubes, el horizonte, etc. Funciona similar al anterior y como un pincel por lo que puedes elegir el grosor del mismo o la opacidad a medida que vas clonando lo que quieras.

Parche

El parche cumple la misma función salvo con la diferencia de que tú no vas manejando el pincel y deslizándolo por el lienzo sino que seleccionarás un trozo de la imagen y clonará automáticamente otro. Y la otra diferencia importante es que aquí sí conseguirás una fusión con el fondo ajustándose al contraste, al brillo, a la textura. Compara el área que has marcado como destino y el área que has marcado como origen y trata de conseguir una armonía, sin que haya un cambio brusco en la imagen que has intentado arreglar, sin que se quede ahí un “pegote” en mitad de la fotografía o del cielo. Es mucho más realista y útil  y tiene muchos usos recomendables.

El parche no es solo útil para eliminar objetos o personas en una fotografía, para lo que te aconsejamos que combines varias herramientas, sino que también nos permite eliminar imperfecciones de cualquier persona en caso de retratos. Si quieres quitarte el clásico grano que ha salido en un selfie, el parche termite hacerlo en segundos. También permite realizar el efecto contrario, como es lógico: en lugar de eliminar algo del cielo lo multiplicas. Por ejemplo, si has hecho una fotografía nocturna con una estrella especialmente brillante podrás replicarla por toda la pantalla si quieres conseguir un efecto de cielo estrellado mucho más completo.

parche

El lazo

El lazo, sea normal o el magnético para seleccionar con mayor precisión, también nos ayuda a eliminar objetos o personas de una fotografía. Selecciona el lado desde la barra de herramientas y asegúrate que en la parte superior está marcada la opción “Desvanecer: 0 px”. Una vez que lo tengas, selecciona la parte que quieres eliminar con la herramienta del lazo, sin necesidad de hacerlo con total precisión y sin importar que el fondo también haya sido capturado por tu selección del lazo.

Una vez que la tengas, toca en el botón derecho del ratón y verás un desplegable con diferentes opciones. Abre la opción “Rellenar”. Una vez aquí, elige la ventana de Contenido con “Según el contenido” y elige el modo de fusión y el nivel de opacidad. El modo de fusión que debes elegir (salvo que quieras algo específico o artístico) es el “Normal” y la opacidad dependerá si quieres hacer que la persona o el objeto quede mucho menos visible o simplemente quieres hacerlo desaparecer al completo. Confirma con OK y ya estaría listo y completado el proceso. Es muy sencillo de manejar

Lazo en Photoshop

Varita mágica

La varita mágica nos permite eliminar objetos de una imagen aunque puede que no sea lo más aconsejable en el caso de fotografías con fondos muy desiguales, por ejemplo. Sí para seleccionar objetos en una imagen en ilustraciones aunque también en fotos cuando el contraste entre los elementos es grande o cuando quieres seleccionar algo perfectamente diferenciado. Basta con que escojas la varita mágica de la barra de herramientas y selecciones la parte que quieras de la imagen.

La varita mágica nos permite elegir el tamaño del pincel y seleccionar la parte de la imagen que queramos. Automáticamente detectará lo que considera del mismo color por lo que es importante que haya grandes diferencias o seleccionará lo que no pretendes. Una vez que lo tengas seleccionado podrás borrar esa imagen de la pantalla, desenfocarla o rellenarla con colores similares al del fondo utilizado.

Varita mágica en Photoshop

Borrador de fondos

Como su propio nombre indica, esta herramienta se encargará de borrar el fondo. Podemos usarla manualmente borrando como si fuese una clásica goma todo lo que queremos hacer desaparecer. Pero también podemos combinarla con el lazo magnético o la varita mágica para seleccionar una parte de la imagen y eliminarla posteriormente con el borrador de fondos sin salirnos. Una vez que hayas eliminado la imagen que quieras de la pantalla podrás encajar cualquier otra que necesites, por ejemplo, o directamente dejarlo en blanco.

Borrador de fondos