Cómo dar más potencia y velocidad a tu patinete Xiaomi

Cómo dar más potencia y velocidad a tu patinete Xiaomi

Carlos González

No es el único, ni mucho menos, pero el Xiaomi Electric Scooter o Xiaomi M365 es uno de los patinetes eléctricos más conocidos, y también uno de los mejores que podemos encontrar por su relación calidad – precio. Viene con un motor sin escobillas –delantero- de 250W que permite alcanzar los 25 km/h de velocidad máxima y conseguir 30 km de autonomía con sus 7.800 mAh de batería. Sin embargo, hay una forma de ‘hackear’ el Xiaomi M365 y conseguir mayores prestaciones de él.

Aunque se ha popularizado el método como ‘hackear’ el Xiaomi M365, en realidad, no es más que una modificación de software para el patinete eléctrico de la marca china. Lo que hacemos es cambiar el firmware para mejorar la potencia o la velocidad del dispositivo. Hackeamos su motor desde el teléfono móvil y a través de una aplicación que podemos descargar gratis para Android. Ahora es mucho más sencillo que antes, en que había que dar muchos pasos y se caía en muchos más engaños en Internet.

La propia Xiaomi ofrece un firmware oficial, que se actualiza de forma periódica cuando corresponde y que establece el comportamiento de su motor. Pero esto no es más que software, y detrás de él hay una amplia comunidad que se ha dedicado a modificar el firmware para que podamos conseguir unas prestaciones mayores del patinete solo con una aplicación y, evidentemente, contando con un teléfono inteligente Android con conectividad Bluetooth.

Qué necesitas

Además de lo que necesitas tener para modificar la velocidad de tu patinete eléctrico debes tener en cuenta ciertos aspectos fundamentales, como si esto es legal y los riesgos que existen. Posteriormente comentaremos cuáles son los peligros que puede suponer hacerlo, aunque avanzamos que esto no es ilegal. Solo lo es si lo usas en zonas peatonales, vías públicas o lugares donde se permitan estos vehículos sin modificar.

Puedes utilizarlo en lugares donde no haya tránsito de gente y no puedes molestar a nadie, aunque la mayoría de las personas lo han pensado para utilizar para moverse con mayor rapidez por la ciudad no está pensado para ello. No obstante, hay que conocer que la ley en ningún momento estipula que no se pueda llegar a realizar dicha modificación en este tipo de dispositivos tecnológicos. El único ‘pero’ es el que os comentábamos, que no podremos llegar a utilizar en la vía pública de manera legal.

Antes de ponerte a hackear el patinete Xiaomi M365, vamos a necesitar una serie de cosas:

  • Xiaomi M365

Como es lógico, lo primero que necesitas para hackear el Xiaomi M365 es tener el patinete en tu poder.

  • Smartphone Android con Bluetooth

No importa el modelo, aunque se recomienda una versión actual del sistema operativo, además de que el Bluetooth deberá estar activo para poder funcionar.

Es compatible con versiones iguales o superiores a Android 5.0 y tiene más de 500.000 descargas en Google Play. Además, es una app actualizada. Podemos descargarla directamente desde la tienda de aplicaciones de Google y es totalmente gratuita. No pagues por otras o esta aplicación.

  • Custom Firmware

Si tienes un patinete Xiaomi M365 y un móvil Android con Bluetooth, la app la puedes descargar –en el enlace anterior- gratis y desde la Google Play Store. Así que lo único que te queda por conseguir es el custom firmware, y aquí es donde está lo único ‘complejo’ de todo el proceso. Y en realidad, no tiene dificultad de ningún tipo y puedes conseguirlo.

Firmware: ¿Dónde conseguir y cuál escoger?

Mucho cuidado. Instalar un custom firmware en el patinete eléctrico de Xiaomi puede suponer ciertos problemas en el funcionamiento del patinete, por lo que debemos saber que, si instalamos un custom firmware lo haremos bajo nuestra responsabilidad. Además, deberías elegir correctamente si no quieres inhabilitar el vehículo.

Deberías verificar que tu Xiaomi M365 tiene doble fusible, mirando el número de serie (XXXXX/YYYYYYYY) y asegurándote de que en XXXXX aparecen 16133 ó 16132. Una vez sepas esto, sigue las recomendaciones de la propia ‘cocina’ de firmware que abordaremos a continuación. Puede ocurrir que este número XXXXX sea diferente y tu Xiaomi tenga dos fusibles, aunque este caso te tocará mirar más información de tu patinete. Si estos números son 13678, 13679 o 16057 puede que tengamos la suerte de tener un doble fusible, aunque eso solo ocurrirá en aquellos dispositivos fabricados después de marzo de 2017 o cuando su número de serie (el número YYYYYYYY) sea superior a 35.000.

Si sigues queriendo ‘tunear’ tu patinete, pero tienes la mala suerte de no disponer de un modelo con doble fusible aún tienes una solución. Puedes buscar en internet un fusible que sea compatible (modelo 0451020) e instalarlo tu mismo, aunque desaconsejamos esto ya que es un proceso complejo y muy delicado. Un fallo de cálculo y adiós a la inversión.

Cocinando un custom firmware para el Xiaomi M365

Desde esta web tenemos acceso a la cocina de custom firmwares para el Xiaomi M365. En el apartado ‘predefinidos’ tenemos siete opciones diferentes, incluyendo el firmware original, con valores ya configurados para todos y cada uno de ellos. Podemos pulsar sobre uno, ver los cambios que se aplican con respecto al firmware original, y si estamos conformes con las prestaciones que va a ofrecernos, ¡entonces podríamos desplazarnos a la parte inferior y pulsar sobre Cocinar firmware! En este caso, ya podríamos pasar al siguiente apartado.

Podemos modificar el firmware base, a partir del cual cocinar nuestro custom firmware. También la velocidad mínima de activación del ‘KERS’ para la frenada regenerativa, la velocidad máxima en modo normal y ECO, la constante de potencia del motor, el retardo del control de crucero, el límite de voltaje de la batería y otros parámetros. Pero para que actúen como hemos configurado, tenemos que verificar el cambio pulsando sobre ‘Hack?’ marcando la correspondiente casilla. Una vez que lo hayamos elegido, podremos descargarlo para utilizarlo en nuestro patinete. Te comentamos valores adecuados, aunque la decisión depende de ti y lo que estés buscando.

xiaomi firmware

Si lo que quieres es tener más potencia, eliges la versión 1.3.8 del firmware original (es la que proporciona una experiencia de conducción más suave, aunque puedes hacer tus propias pruebas) y marcas en Hack el número 35. Aunque veas que la velocidad máxima puedes escribir hasta el número 100, no llegues a esta cantidad ni por asomo. Lo mejor es que se acerque a la del patinete, subiéndola un poco. Posteriormente, al elegir la constante potencia del motor marcarás Hack y escribirás 33000. La cifra no debe bajar de 32000 para evitar que el motor se sobrecaliente y acabe afectado. En control de crucero, lo mejor es marcar Hack y poner un 4. En modo instantáneo, se pone Hack de nuevo. Puedes configurar los demás apartados según tu interés, como la velocidad máxima en modo Eco y demás.

En todo caso, la configuración que más se adapte a tus patrones de uso, necesidades o requerimientos, tienes que tener en cuenta que estas no se alejen mucho de los valores estándar o que al menos no se apliquen durante mucho tiempo, ya que en caso contrario puede afectar a tu patinete.

firmware xiaomi patinete

¿Cuál de todos los custom firmware para el Xiaomi M365 debería elegir?

Por deber, deberíamos dejar el firmware original si queremos tener las máximas garantías de seguridad y estabilidad en el funcionamiento del Xiaomi M365. A partir de aquí, sabiendo que supone un riesgo y lo aplicamos bajo nuestra responsabilidad, únicamente debemos mirar los parámetros modificados. Es decir, valorar qué cambios nos interesan más. Si más velocidad, más aceleración, más autonomía o, por ejemplo, un comportamiento más enfocado a la recuperación energética. Seguro que nuestros recorridos habituales y sus particularidades nos ayudan a tomar la decisión.

Cómo instalar tu custom firmware en el Xiaomi M365

Antes había que hacer downgrade y después instalar el custom firmware con aplicaciones diferentes, lo que era muy lioso y complicado de hacer. Ahora basta con instalar m365 DownG en nuestro teléfono inteligente Android, coger el archivo .zip del custom firmware y meterlo en la memoria interna del móvil. Si no lo haces, la app te indicará por medio de un aviso que no tienes ningún firmware. A continuación, tendremos que abrir la app en el móvil, encender el patinete eléctrico, comprobar que tenemos el Bluetooth en el móvil activado, pulsar sobre Connect; empezará a buscar por Bluetooth y tendremos que seleccionar el patinete.  

mdowng

Una vez hecho esto, a continuación, pulsaremos sobre Check Ver. Ya solo nos quedará desplazarnos hasta Open Bin y localizar, en la memoria del teléfono, el archivo .zip con el custom firmware que acabamos de cocinar y descargar. Por último, pulsaremos sobre la opción Flash Bin y se llevará a cabo la instalación. Cuando termine, ya se habrán aplicado los cambios y podremos probar cómo funciona nuestro patinete eléctrico. Es muy importante que cuando estés dando los últimos pasos, especialmente en el último, no muevas el patinete, ya que en caso contrario se podría brickear (o como le llamamos comúnmente convertir en un ladrillo o servir de pisapapeles) y se podría estropear.

Comunidades como Mi Patinete 365 tienen un gran archivo de firmware personalizado que ya ha sido probado, por lo que, aunque los instales bajo tu responsabilidad y ellos no se hagan cargo de lo que pueda suceder, al menos sabrás que otras personas ya están disfrutando también de la misma modificación. Aquí podrás encontrar diferentes modificaciones como KERS desactivado, modo de carga desactivado, arranque a los 2km/h, control crucero a los 3 segundos, velocidad normal 5/15/25 km/h y velocidad turbo (para habilitar el modo turbo, hay que encender el patinete con el freno pulsado, aguantando la palanca de freno + botón de encendido, y así funcionará la velocidad turbo) de 30-35 km/h.

Otra aplicación a la que puedes recurrir es m365 Tools m365/Pro/1S/Pro2, G30, ES and more, con la que puedes obtener toda la información que necesitas sobre tu Xiaomi en la que puedes establecer control de crucero, personalizar el rango de batería, el factor de velocidad en diferentes tamaños de neumáticos, establecer el modo Kers y muchas otras funciones. Requiere permiso para registrar tus rutas y buscar dispositivos bluetooth. No se ha creado para flashear tu scooter, así que para hacerlo es mejor que recurras a la anterior.

Hay otra aplicación en fase de desarrollo, que se llama ScooterHacking Utility y puedes obtenerla en la tienda de aplicaciones de Android (o descargando directamente el archivo de la última versión en formato APK) en la que puedes «hackear» tu scooter, compatible con Xiaomi M365/Pro/Pro 2/1S/Lite/3 y otros modelos. Avisan de que eres responsable de los valores y archivos que uses. ScooterHacking también funciona vía web, donde podrás configurar una serie de parámetros como potencia, velocidad, voltajes, modo carga, frenado y recuperación de energía, control de crucero y app con la que instalar las modificaciones. Una vez elegidas las características a tu gusto, generará un archivo con el firmware modificado y listo para instalar en tu patinete eléctrico. Esta herramienta es completamente gratuita y se basa en el trabajo de muchos miembros de la comunidad. Además, también tienen una guía de uso para que, si dudas en algún parámetro, sepas exactamente qué hacer.

scooterhacking

Ventajas y desventajas de ‘trucar’ un patinete Xiaomi

Si decidimos ver el vaso medio lleno y lanzarnos a ‘trucar’ nuestro patinete Xiaomi, debemos tener muy claras las ventajas antes de hacerlo. En primer lugar, la más clara es la potencia que ganamos mediante esta operación. En segundo, no hay que olvidar la velocidad, que va siempre de la mano de la potencia. Por último, encontramos la aceleración. En total, toda una Santísima Trinidad de los amantes de este tipo de vehículos que, sin duda, tienen razones para verse seducidos por las ventajas que conlleva este tipo de intervenciones. Eso sí, también debemos tener siempre en mente que, cuanto más aumentemos la potencia y, por tanto, la velocidad y la aceleración, también crecerán proporcionalmente los riesgos y desventajas que vamos a narrar a continuación.

Al fin y al cabo, instalar un firmware personalizado en nuestro patinete nos permite como ya hemos señalado realizar ciertas configuraciones con el objetivo de ganar una mayor potencia y velocidad. Lo cierto es que a muchos usuarios les puede parecer algo bastante atractivo, pero, antes de nada, lo mejor será valorar los posibles riesgos a los que nos sometemos cuando decidimos «trucar» o «hackear» nuestro patinete. ¿Merece la pena? Te adelantamos que los riesgos y problemas son mayores que las ventajas que tendremos por hackear el patinete Xiaomi. Podemos romperlo, podemos perder la garantía y en los casos más graves podremos sufrir multas o incluso accidentes de tráfico por ir a una velocidad inadecuada.

  • Estropear el patinete

El primer problema que tenemos es sencillo: no sabes cómo hacerlo, haces algo mal y cambias la configuración haciendo que el patinete quede estropeado. Lo primero de todo es que podemos poner en riesgo la salud del motor y que termine dañado, lo que hará que perdamos sus prestaciones. Por ello, tienes que cerciorarte desde un primer momento que el nuevo soporte o programa informático que vamos a introducir en nuestro vehículo es seguro y funciona correctamente.

De no ser así, corremos el riesgo de estropearlo, circunstancia que aumenta exponencialmente si la operación es llevada a cabo por una persona sin experiencia en este tipo de intervenciones. También puede ser que se rompa o sufra algún problema alguno de sus componentes, lo que te obligará a tener que buscar recambios, y en ocasiones hasta comprar un nuevo patinete.

Además, en todo momento hay que ser conscientes de que, al hacer que el patinete vaya a contar con una mayor potencia en el motor, estaremos acortando la vida útil de su batería y podríamos acabar dañando su controlador. Por lo que habrá que tener en cuenta en todo momento este punto importante.

  • Autonomía

Ni que decir tiene que el hecho de cambiar la configuración de fábrica del Xiaomi M365 hará que la autonomía se pueda ver reducida considerablemente. Una mayor potencia y velocidad siempre hará que la autonomía del patinete disminuya, aunque también es importante saber que podemos dañar la estabilidad o salud de la batería por someterla a un esfuerzo superior. ¿Qué quiere decir esto? Que tendremos un patinete más potente, pero es posible que tengas que estar siempre pendiente de la batería o de los cargadores para poder tenerlo listo. ¿Compensa? Probablemente no. Al fin y al cabo, nos veremos obligados a cargar nuestro patinete mucho más a menudo, haciendo a su vez que se dañe la propia estabilidad interna de la batería, que envejecerá de una forma más prematura.

  • Multas

Ir más rápido de lo que se permite puede conllevar una grave multa. No podemos olvidarnos de que el hecho de poder ir con nuestro patinete eléctrico a una velocidad mayor de la permitida puede suponer que infrinjamos alguna de la normativa establecida para este tipo de dispositivos. Aunque puede variar según cuándo lo leas o la ciudad en la que estés, las normas de circulación insisten en que los patinetes no pueden circular a más de 25 kilómetros por hora en ciudades como Madrid o Barcelona (se da en toda España) o hasta 20 kilómetros por hora en las calles donde acera y calzada estén en el mismo plano. Estas cifras palidecen ante los 40 kilómetros por hora que puede alcanzar nuestro patinete trucado.

Las consecuencias por no cumplir las normas pueden ir desde los 100 hasta los 1.000 euros de multa o, en algunos casos, llegar a ser considerados como delitos. En definitiva, pese a haber comprado un vehículo que sí cumple con los reglamentos y tengamos a mano su documentación, al modificarlo estamos incumpliendo la normativa lo que puede acarrear sanciones.

De hecho, legalmente solo se puede modificar un monopatín si es el propio fabricante el que lleva a cabo los cambios y si el patinete pasa a disponer de asiento. En este caso, el patinete podría homologarse como ciclomotor (si la velocidad máxima sólo llega a 45 km/h). Si superase esta velocidad máxima, pasaría a catalogarse como motocicleta eléctrica. No obstante, en ambos casos el propietario debería contar con la licencia correspondiente.

  • Accidentes

La velocidad máxima fijada en los vehículos de antemano está por algo. La multa es algo que no gusta a nadie, pero peor aún es sufrir un accidente. Modificar la velocidad y potencia de tu patinete significa prepararlo para algo para lo que no está preparado o pensado. Esto hará que puedas sufrir accidentes por aumentar la velocidad permitida o recomendada y que las consecuencias puedan ser muy graves no solo para ti sino para otras personas que pueden sufrir daños en el accidente. Son comunes los atropellos con patinetes, por ejemplo. Las cosas que pueden fallar a la hora de provocar un incidente de este tipo van desde los frenos a la batería, pasando por los contactos. Debemos tener en cuenta que la seguridad siempre debe ser lo primero, por lo que este es una de las mayores desventajas para disuadirnos de elegir trucar nuestro scooter.

  • Neumáticos

Los neumáticos que montan este tipo de patinetes suelen ser pequeños y delicados, siendo propensos a pincharse en condiciones normales. Si nos decidimos a ‘tunear’ nuestro Xiaomi debemos ser conscientes de que este peligro se va a triplicar porque vamos a estar utilizando el vehículo de una forma que no es para la que fue diseñado. Para ello quizás nos conviene buscar en el mercado unos neumáticos más resistentes que y con mayor flexibilidad. Hay opciones incluso que están hechas de un material que no necesita que andemos controlando la presión de las ruedas, y aunque es cierto que son algo más incómodos que los normales son una opción mucho más segura.

  • Problemas en la garantía

Es obvio que uno de los principales problemas que vas a tener si modificas el patinete es que perderás el derecho a garantía del fabricante. En caso de fallo o de que se estropee no podrás pedir que lo arreglen. Si nuestro patinete está en período de garantía y modificamos su firmware, sobra decir que el fabricante no se hará cargo de ningún daño o avería sobre el mismo después de que haya sido modificada su configuración de fábrica. Es por ello que, si vas a modificar tu patinete eléctrico, tendrás que recordar en todo momento que perderás la garantía oficial de la marca, por lo que no te aconsejamos que vayas a trucar tu Xiaomi si no lo tienes claro.

Por lo tanto, antes de proceder con un hackeo de nuestro patinete, será mejor que valoremos todos los pros y contras antes de ponernos manos a la obra y que luego nos podamos lamentar. Y es, aunque revirtamos el proceso y restauremos el firmware a su estado de fábrica, las modificaciones realizadas en el patinete seguirán estando registradas en los logs (o registros) del mismo. Por tanto, si la batería del vehículo era de seis meses, al modificarlo nuestro fabricante no está obligado a cambiarla. Esto nos expone a incurrir en más gastos que van desde comprar una nueva batería hasta pagar la mano de obra y el transporte, entre otros.

Además de todo esto, si cambias componentes puedes obtener mejores prestaciones. Por ejemplo, puedes cambiar tu batería por otra con mayor capacidad, puedes cambiar el controlador de motor, poner un segundo controlador, recurrir a otra batería de características similares en paralelo y más, aunque si no quieres invertir en ello o no lo necesitas no tienes por qué gastar en ello.

¿Merece la pena?

Evidentemente, trucando tu patinete eléctrico conseguirás desplazarte de manera mucho más rápida. Sin embargo, como decíamos anteriormente, hacerlo no está exento de riesgos. Pues no será legal circular con este dispositivo de Xiaomi en la vía pública.

Y es que, al conducir un patinete eléctrico trucado no solo te expones a una multa severa, sino que también podrías causar un accidente (atropellando a otro conductor de patinetes o peatones, por ejemplo). Por tanto, es probable que no merezca la pena trucar tu patineta si consideras que podrías poner en riesgo la vida de otras personas o si vas a utilizarla en vías públicas o zonas peatonales.

Por otro lado, si lo que necesitas es un patinete eléctrico más potente, actualmente hay modelos en el mercado muy interesantes, como el Cecotec Bongo Serie A con 700W de potencia bruta. Siempre será mejor opción cambiar de patineta antes que realizar modificaciones a un vehículo de estas características.

Aunque, tendrá todo el sentido del mundo llegar a trucar su potencia si contamos con el espacio adecuado para darle el uso que queramos. Además, en el caso de que hayamos modificado cambiando distintas piezas del patinete, sí que estaríamos incumpliendo la ley que estipula que no se puede circular en una vía pública urbana con vehículos o aparatos no homologados. Y no solo esto, sino que el último decreto de la DGT para los patinetes eléctricos es que hay que llevar siempre encima una ficha técnica con cada una de las especificaciones del fabricante. De esta manera, se podrá comprobar, si fuera necesario por los agentes, que no se circula con piezas no homologadas.

Métodos sin riesgos

Si quieres obtener la máxima velocidad de tu patinete eléctrico sin trucarlo, también hay opciones seguras. No requieren de un conocimiento previo y no correrás los riesgos anteriormente mencionados. Además, de esta forma tampoco comprometerás la garantía de tu patinete Xiaomi. A continuación, te damos algunas pautas para que saques el máximo rendimiento a tu patinete sin comprometer su seguridad:

  •  Activación previa del patinete

Algunos patinetes eléctricos (como sucede con los de Xiaomi), requieren de una activación previa por parte del fabricante. Si te saltas este paso tu patinete podría comenzar a emitir pitidos de forma aleatoria o que no sobrepase una velocidad determinada. Por ejemplo, los 10 kilómetros por hora. El proceso para activar el patinete es muy sencillo, solo necesitarás descargarte la app.

En el caso de los patinetes Xiaomi la aplicación es «Xiaomi Home», y solo tendrás que conectarla a través de Bluetooth con el patinete para que comience la sincronización y el proceso de activación.

  • Modo rápido o Sport

Generalmente, los patinetes eléctricos suelen disponer de varios modos de conducción. Así, podrás encontrar entre dos y tres modos que te permitirán circular a una velocidad concreta con cada modo. En los patinetes Xiaomi puedes encontrar tres modos disponibles:

  • ECO: Velocidad máxima 6 km/h
  • Drive: Velocidad máxima 15 km/h
  • Sport: Velocidad máxima 25 km/h

Para alternar entre los distintos modos, lo único que deberás hacer es dar dos pequeños toques al botón central del patinete.

  • Batería al 100%

Muchas personas desconocen la importancia de llevar siempre la batería al 100%. Aunque la potencia del motor y la potencia de la batería son dos aspectos importantes y deberás tenerlos en cuenta, lo cierto es que el nivel de la batería también juega un papel muy importante.

De hecho, es imprescindible para alcanzar la máxima velocidad en tu patineta. Y es que el voltaje de una batería cae a medida que cae su carga, y la caída de voltaje causa directamente una caída en el rendimiento. Es por ello que a partir del 50% de batería ya baja el voltaje de los 36V.

  • Limpiar el motor

No se recomienda hacer esto en casa sin tener experiencia o conocimientos, ya que corremos el riesgo de dañar la mecánica del patinete y anular la garantía. Sin embargo, es posible que la suciedad, el polvo, el aceite y otras materias impidan que el motor funcione sin problemas.

Si se reduce contantemente la velocidad del patinete, podemos llevarlo a un taller de reparación o al propio fabricante. Ellos harán diagnósticos y podrán limpiar el motor por nosotros. Si creen que el fallo se debe al motor, harán las reparaciones convenientes para devolver la velocidad habitual.

  • Renovar la batería

Si tenemos un patinete desde hace años, habremos notado que la capacidad de la batería ha disminuido. Incluso las baterías más modernas se desgastan con cada ciclo de carga, por lo que es algo inevitable. Las estimaciones varían, pero la batería se desgastará entre un 20 y un 50% después de 1000 cargas.

Algunas personas alcanzarán esta cifra en menos de dos años. Aunque la vida típica de la batería de un patinete ronda los tres años, pero siempre dependerá del uso que se le de. No será lo mismo usarlo dos veces al día que trabajar con él repartiendo paquetes.

  • Cuidado de los neumáticos

En cuanto al cuidado de los neumáticos, también es importante que los mantengas limpios. Fíjate bien si hay trozos de tierra o algún elemento extraño adherido a las ruedas. Incluso un trozo de goma de la propia rueda que se haya podido desprender chocando con el guardabarros imposibilitando el correcto movimiento de los neumáticos. Además de limitar la velocidad esto podría ocasionar daños mayores, por lo que es importante que estés atento a estos detalles. Fíjate también en que las pinzas de freno estén en posición correcta y no choquen constantemente con el neumático.

  • Reducir el peso

Algo que parece lógico pero que tal vez no tenemos en cuenta es que cuanto más peso tenga el patinete o más lo carguemos, evidentemente irá más lento. En este sentido debemos evitar sobrecargarlo con elementos innecesarios y por supuesto segundos pasajeros, para que además de ir más rápido el motor y la batería sufrirán menos.

En algunos modelos de patinete puedes encontrar recambios a ciertas piezas más ligeros y legales, como partes de la carrocería, manillar o guardabarros. Hay materiales que son igualmente seguros pero mucho más ligeros. Eso sí, infórmate bien antes de si estos cambios están permitidos, y por supuesto no quites ni añadas piezas sin el asesoramiento de un profesional.

Cómo limitar la velocidad de nuestro patinete eléctrico Xiaomi

Si tras haber realizado alguno de los trucos para incrementar la potencia de nuestro patinete, nos hemos arrepentido y queremos volver a la limitación de los 25 Km/h, podemos hacerlo sin problemas. Hay una forma manual (no recomendada), y otra mucho más sencilla y directa. Pero lo primero que debemos saber es que no es suficiente dejar el patín en el modo 1 de potencia para no pasar de los 25 Km/h, y tampoco vale que modifiquemos a mano la configuración de este para conseguir ese límite, a través del menú oculto por ejemplo.

Actualmente se venden mandos personalizados para limitar la potencia. Estos mandos cuestan unos 30€, y se trata de mandos genéricos que puedes comprar en Amazon mucho más baratos, aunque sin programar, y en la fábrica o tienda donde hayas adquirido el patinete te los personalizan para el cometido que nos interesa. Además, sirven tanto para limitar como eliminar dicho límite, por si queremos utilizar el patinete en circuitos donde sí esté permitido correr.

Por otro lado, si se te da bien la mecánica básica, puedes abrir la caja del motor eléctrico, y donde encontramos los dos cables grises, al unirlos entre sí estaremos poniendo el tope a la velocidad. Método no recomendable si no sabes muy bien lo que estás haciendo, por lo que siempre es mas interesante acudir a un mecánica especializado para que lleve a cabo estas modificaciones.

Por suerte, muchas marcas ya venden sus patinetes limitados a la normativa establecida, por lo que no nos tenemos que preocupar por esto. También podemos solicitarlo nosotros en algunos casos, para llevárnoslo a casa listo. Pero si no se da ninguno de estos casos.

27 Comentarios