Golpe del FBI a la piratería de aplicaciones en Android

Golpe del FBI a la piratería de aplicaciones en Android

Redacción

El FBI ha emprendido una campaña para acabar con las tiendas de aplicaciones de Android que ofrecen aplicaciones de pago pirateadas. Los dominios de Applanet, SnappzMarket y AppBucket han sido bloqueados por las autoridades federales estadounidenses.

Según muchos desarrolladores, el alto índice de piratería existente en Android se ha convertido de un tiempo a esta parte -junto con el malware– en la gran lacra del sistema operativo móvil de Google. Recientemente nos hicimos eco de las medidas adoptadas por algunos grupos de desarrolladores de videojuegos, que optaban por ofrecer gratis sus contenidos en esta plataforma debido al gran número de usuarios que recurrían a medios alternativos para piratearlos y no pagar por ellos.

Estos medios son en su mayoría tiendas de aplicaciones alternativas a Google Play donde se ofrecen los apk de aplicaciones y videojuegos de pago crackeados de modo que pueden instalarse gratis en el smartphone y utilizarse sin ningún tipo de límites. Sin embargo, ante las crecientes quejas de la industria, las autoridades federales estadounidenses han actuado en forma de cierre de algunas de estas tiendas.

Como leemos en Movilzona.es, el FBI ha informado del secuestro de varios dominios relacionados con las tiendas Applanet, SnappzMarket y AppBucket. Según han informado a través de una nota de prensa, estas páginas ofrecían contenidos que vulneraban la propiedad intelectual y que eran seguidas por miles de usuarios en todo el mundo. Por ejemplo, Applanet contaba con más de 100.000 seguidores en las redes sociales y se dedicaba a ofrecer aplicaciones crackeadas en su mayoría.

La acción emprendida por las autoridades federales nos recuerda a otros casos en los que se ha acusado a ciertas páginas de infringir los derechos de autor. Tal fue el caso hace más de un año de la web de enlaces española Rojadirecta. Lo llamativo en dicha ocasión fue que la web había sido considerada legal por los tribunales españoles. A día de hoy sigue operando, pero su dominio .com sigue intervenido por las autoridades estadounidenses por vulnerar la propiedad intelectual.

¿Será suficiente esta intervención del FBI para acabar con la "piratería" en Android? Difícil reto el de las autoridades federales, puesto que a día de hoy son varias las posibilidades para acceder a estos contenidos sin pagar por ellos.