Un adolescente hospitalizado tras jugar 3 días seguidos al Call of Duty MW3

Un adolescente estadounidense ha estado a punto de perder la vida tras jugar durante tres días seguidos al Call Of Duty Modern Warfare 3. Según el parte médico, ingresó en el hospital con síntimas de deshidratación y con hipotensión lo cual estuvo a punto de provocar una parada cardiorespiratoria.

El pasado 18 de julio un jóven taiwanés perdió la vida tras jugar 40 horas sin parar al Diablo III y desde Estados Unidos llega un nuevo caso que ha podido acabar en tragedia sino llega a ser por la intevensión de la madre del jóven.

Tyler Rigby, adolescente de 15 años y residente en Ohio tuvo que ser ingresado tras jugar durante tres días prácticamente sin pausas al Call Of Duty. La madre declaró a los medios de comunicación que antes de que se desmayara "parecía completamente ido y tenía la mirada perdida". Según apunta el Huffington Post, el jóven se recupera en el hospital y será dado de alta en breve, lo que no podrá hacer es jugar a la Xbox 360 ya que su madre la ha tirado a la basura.

Las famosas pausas de control

Estos casos no son aislados, muchos jugadores han sufrido las consencuencias de jugar a los videojuegos sin descanso. Los principales fabricantes recomiendan hacer pausas prolongadas tras 2 horas de juego, incluyendo además una buena hidratación para evitar problemas como los del jóven estadounidense. Además las personas que sufren epilepsia deben extremar las precauciones para evitar males mayores.

¿Te interesan los videojuegos?

Gamerzona