Una patente podría permitir a Apple vetar la venta de smartphones

Una patente podría permitir a Apple vetar la venta de smartphones

Redacción

La venta de smartphones podría estar en peligro gracias a la última patente descubierta en poder de Apple y que amenaza con utilizar como arma contra sus rivales. En ella se registra y define el concepto de smartphone tal y como lo conocemos a día de hoy.

Hace solo unas horas conocíamos el castigo impuesto por un juez británico a Apple después de que ésta intentase bloquear la venta del Samsung Galaxy Tab 10.1 porque en su opinión infringía sus patentes. Aunque la compañía de Cupertino no tardó en anunciar un recurso contra la medida dictada por el juez -consistente en que Apple reconozca en su web y en medios de comunicación que Samsung no le copia-, podría tener otra poderosa baza con la que combatir contra sus competidores.

Según publica Movilzona.es, el gigante norteamericano tendría registrado el concepto de teléfono inteligente como lo conocemos en la actualidad. En caso de utilizar la patente ante sus rivales podría ponerles en serios aprietos a la hora de vender sus dispositivos, porque según se puede apreciar en los diseños que acompañan a ésta, está muy pormenorizado todo aquello que concierne a los actuales smartphones.

Un concepto muy detallado

Apple no habría pasado por alto ninguno de los detalles más importantes de estos equipos. El control de navegación, acceso a correo electrónico y la interfaz multitáctil estarían registrados en la patente de la compañía de Cupertino. Los efectos de transición en pantalla, los widgets en tiempo real y la integración de una cámara digital en el dispositivo también aparecen en la patente de Apple, completando así gran parte del concepto de teléfono inteligente que triunfa hoy en día con múltiples alternativas en el mercado más allá del iPhone.

El origen de esta polémica patente se habría producido hace más de cinco años, momento en el que Apple puso a la venta su primer iPhone. Con ella en la mano podría cobrar dinero por cada smartphone que se vendiese en el mundo o incluso podría impedir a los fabricantes impedir la venta de smartphones si no pagan determinada cantidad al gigante ahora liderado por Tim Cook. Cabe preguntarse ahora si la compañía la utilizará como arma arrojadiza para ser más rentable en un sector en el que está muy bien situada.