Hollywood sigue insaciable. Tras cerrar Megaupload pide el cierre inmediato de Hotfile

Visto el éxito de sus presiones, Hollywood quiere más. La poderosa industria cinematográfica, tras ver cómo las autoridades de su país cerraban Megaupload, pide ahora el cierre de Hotfile, otro servicio similar de descargas directas al que acusa de infringir los derechos de autor.

Las plataformas de alojamiento y descargas directas están en el punto de mira de la industria cultural y del entretenimiento. Según leemos en Mediapost, la asociación que engloba a las principales compañías de cine de EEUU, la MPAA (Motion Picture Association of America), ha acudido a los tribunales para pedir el cierre de Hotfile. Se trata de uno de los servicios más utilizado para almacenar y compartir archivos en Internet, lo cual le ha situado como uno de los objetivos primordiales para Hollywood.

El enfrentamiento entre la MPAA y Hotfile viene de un año atrás, cuando la industria demandó al servidor. Sus quejas ante los tribunales no han tenido el efecto deseado hasta el momento, por lo que la asociación de las majors ha decidido presentar una nueva causa en el Tribunal de Distrito de Florida en la que solicita el cierre de Hotfile lo antes posible al compararlo con Megaupload. "El negocio de Hotfile es similar al que ofrece Megaupload, que recientemente fue declarado criminal. De hecho, los responsables de Hotfile admiten que su razón de ser es competir con Megaupload", afirman.

Por este motivo, acusan a Hotfile de ser el responsable de "millones de descargas que infringen los derechos de autor". "Al igual que otros sitios declarados culpables de piratería como Napster, Grokster, Isohunt y Limewire, Hotfile existe para sacar beneficios de la infracción de la propiedad intelectual", defiende la acusación. Además, concretan que "más del 90% de los archivos descargados en Hotfile infringen el copyright", según un estudio realizado por la Universidad de Pennsylvania.

La acusación de la MPAA se basa en supuestos emails internos entre los trabajadores de la plataforma y lo expuesto en foros de discusión sobre el programa de afiliación de la web, así como testimonios aportados por grupos antipiratería contratados por los estudios de cine.

Hasta el momento Hotfile se ha defendido de todas estas acusaciones e incluso en el mes de agosto llegó a recurrir a los tribunales para denunciar a Warner Bros. El servicio de descargas aseguró que la compañía cinematográfica realizaba abusos de una herramienta antipiratería que posee y que le sirve para eliminar directamente los archivos que considera infringen sus derechos. Sin embargo, Hotfile consideró que Warner había abusado eliminando archivos cuyos derechos de autor no poseía.

Permaneceremos atentos a la resolución de este juicio porque si finalmente Hotfile es obligado a cerrar podría producirse una reacción en cadena y desaparecerían gran cantidad de plataformas de descarga directa.