Cultura imparte clases a los abogados del Estado para comenzar a cerrar webs

Cultura imparte clases a los abogados del Estado para comenzar a cerrar webs

Redacción

El Gobierno continúa perfilando su gran apuesta en la protección de la propiedad intelectual en Internet: el cierre de páginas web. Buena muestra de ello son las clases que imparte a los abogados del Estado para aclararles el procedimiento a seguir tras la entrada en vigor de la Ley Sinde-Wert.

El 1 de marzo es la fecha elegida por el Gobierno para crear la Comisión de la Propiedad Intelectual y comenzar con el polémico cierre de páginas web de enlaces en nuestro país. De poco o nada parece servir el hecho de que la norma antipiratería impulsada por la clase política se encuentre impugnada en el Tribunal Supremo por la AI y algunas asociaciones que reúnen a importantes empresas de Internet en España al considerar que no debe ser un organismo administrativo quien decida sobre las infracciones de propiedad intelectual.

Como muestra de que esto no frenará los planes del Ejecutivo, el Ministerio de Cultura informó de la inauguración de la jornada de formación a los abogados del Estado sobre la protección de derechos de propiedad intelectual en Internet, bautizada como "El procedimiento para la defensa de los derechos de propiedad intelectual en Internet". El secretario de Estado de Cultua, José María Lasalle, fue el encargado de la inauguración de la jornada en la sede de la Abogacía General del Estado (AGE).

El fin de dicho encuentro fue "formar a los abogados del Estado del procedimiento de la Sección segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual", o lo que se podría comprender como formación sobre cómo han de actuar ante las denuncias que lleguen a la Comisión por parte de los titulares de derechos de autor. "Durante la jornada se han abordado diferentes aspectos como las conductas vulneradoras de la propiedad intelectual, las funciones de la Sección segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual y la intervención judicial en el procedimiento para la salvaguarda de los derechos de propiedad intelectual", explica la escueta nota de prensa difundida por el Ministerio.

De este modo, parece que todo está listo para una medida ampliamente criticada en la Red y por las formaciones políticas minoritarias por los peligrosos precedentes que incluye. En el recurso interpuesto en el Tribunal Supremo contra la norma se ha señalado que incumple los principios de derecho administrativo sancionador y supone una potencial violación de los derechos de libertad de expresión e información recogidos en el Artículo 20 de nuestra Constitución. A pesar de ello, dudamos de que las jornadas se centrasen en estos aspectos.

Así pues, en menos de dos semanas asistiremos al inicio de una nueva etapa de legislación en la Red, pero que poco variará la realidad de la misma, puesto que en la práctica es más que dudoso que la Ley Sinde-Wert consiga acabar con las descargas vistas las numerosas alternativas existentes en un medio como Internet.