Mediafire y Rapidshare evitan aparecer en Google

Mediafire y Rapidshare evitan aparecer en Google

Redacción

Continúa la resaca dejada por el cierre de Megaupload. Los servicios de descargas directas siguen moviendo fichas para evitar tener un final similar al de la web de Kim Dotcom. Los últimos movimientos los hemos visto por parte de Mediafire y Rapidshare, que han tomado medidas para evitar aparecer en Google.

Arranca la tercera semana después del cierre de Megaupload. En estos días hemos visto todo tipo de acciones por parte de las plataformas de alojamiento de contenidos y descarga directa. Mientras algunas como Filesonic han decidido restringir sus opciones de modo que no se puedan compartir sus contenidos con terceros, otras han decidido emprender un distinto camino.

Este es el caso de Mediafire y Rapidshare. Aunque ambas plataformas han visto cómo su tráfico se incrementaba de forma súbita por el cierre de Megaupload, no quieren ser acusados por el mismo motivo que se señaló al servicio cerrado: colaboración explícita con la piratería (aunque también se le acusa de otros delitos). Según leemos en Ghacks.net, desde hace algunos días, al introducir algunas búsquedas en Google de ciertos contenidos alojados en Mediafire, al entrar en el enlace aparece un error 381. Aunque puede parecer que el contenido ha sido eliminado, si se accede al enlace a través de la dirección directamente en la barra de direcciones del navegador y no utilizando el buscador, el contenido está perfectamente disponible.

Negativa a ser indexados sus contenidos en Google

Asimismo, también se puede acceder a estos contenidos a través de otros buscadores que no son Google, lo que confirmaría la medida tomada por los responsables de Mediafire. Esta pasaría por dejar de aparecer en el mayor buscador para no facilitar el acceso a los contenidos protegidos con derechos de autor. Aunque en estos momentos no aparece este error, Mediafire ha introducido en su código una petición a los motores de Google para que no enlacen sus contenidos.

Mediafire no ha sido el único servicio que ha tomado una medida similar. Rapidshare, probablemente la plataforma más beneficiada por el cierre de Megaupload, introdujo unos cambios en su código a la par que renovaba su diseño de modo que intentase obstaculizar la indexación de sus contenidos en el buscador de los de Mountain View. ¿Evitarán ser perseguidas estas webs tras los últimos cambios introducidos?