La venta de música creció en 2011. ¿Para qué sirve censurar páginas con leyes antipiratería?

Los datos sobre ingresos de la industria cultural y del entretenimiento siguen poniendo en entredicho las supuestas pérdidas que sufre el sector por la llamada "piratería". En 2011 volvió a aumentar la venta de música nada menos que en EEUU, el país más beligerante en este sentido y que impulsa en todo el mundo leyes antipiratería para cerrar webs y perseguir a los usuarios.

Las cifras de venta de música en Estados Unidos en 2011 confirman el buen momento que vive el sector, cuyos ingresos siguen siendo millonarios. Según podemos leer en El País, durante la primera mitad del pasado año se vendieron nada menos que 155,5 millones de álbumes tanto en soporte físico como digital, lo que supuso un aumento del 1% respecto al mismo periodo del año anterior.

Sólo en el país norteamericano, tanto las ventas globales de música (CD y copias digitales incluidas) como las descargas comerciales crecieron, en concreto, un 8,5 y un 11% respectivamente. Las descargas de álbumes y el vinilo, un soporte físico que vuelve a estar de moda, sufrieron un aumento considerable, nada menos que un 19 y un 41%. Como no podía ser de otro modo, las mayores discográficas copan el mercado, destacando Sony y Universal, que encabezan las listas de ventas.

Los datos vuelven a dejar en evidencia el discurso tanto de las grandes compañías como de gobiernos como el de Estados Unidos y el de aquellos que han impulsado restrictivas leyes para intentar frenar la denominada "piratería" en la Red. Aludiendo a pérdidas millonarias en el sector, los grupos de presión de esta industria han alimentado la creencia de que determinadas webs de enlaces así como hábitos como el intercambio de archivos a través de redes P2P van a acabar poco menos que con el arte y la cultura. Gobiernos como el español, donde se acaba de activar la Ley Sinde, o el de Estados Unidos con su polémica SOPA acaban por claudicar a estas presiones.

Sin embargo, las cifras están ahí. Si en esta ocasió hemos visto cómo el volumen de ingresos de la industria discográfica no deja de ser millonario, otros sectores que también insisten en el saqueo a sus arcas por parte de páginas de enlaces y usuarios como puede ser el de la industria del cine o de los videojuegos casualmente también obtienen beneficios millonarios.

Por ejemplo, en 2011 la industria del cine volvió a obtener ingresos millonarios en taquilla a pesar de estar disponibles la mayoría de sus películas en redes P2P como BitTorrent o en plataformas de descarga directa o streaming. Asimismo, los ingresos generados por las series de televisión también fueron excepcionalmente buenos, con claros ejemplos como el de Juego de Tronos. En la misma dirección apunta la tendencia en el mundo de los videojuegos. Los más descargados por BitTorrent acabaron siendo los más vendidos, pero a pesar de ello estamos ante probablemente la industria más crítica con los usuarios de P2P por el supuesto daño que éstos provocan.

¿Sirve de algo introducir medidas censoras en la Red? Más allá de atacar a los derechos de la comunidad internauta, la respuesta a esta pregunta no puede ser sino negativa. Poco o nada variarán las cifras de recaudación del sector por más que se empeñen en intentar demostrar lo contrario. A las cifras nos remitimos.