Jailbreak Tethered en iPhone 4 y iPad con iOS 5.0.1

Jailbreak Tethered en iPhone 4 y iPad con iOS 5.0.1

Redacción

Mientras continúa el intenso trabajo por parte de los hackers para la publicación del llamado Jailbreak en el iPhone 4S y iPad 2, la anterior generación de dispositivos (iPhone 4 y iPad 2) que han sido actualizados a iOS 5.0.1 también podrán verse desbloqueados gracias a este método.

Con la llegada al mercado en 2010 de un dispositivo tan cerrado como el iPhone 4, los desarrolladores independientes emprendieron sus trabajos para "abrirlo" de par en par y conseguir desbloquear su sistema operativo. Tras meses de investigación se dio con el método, bautizado como Jailbreak, para hacer del iPhone 4, iPad y iPod Touch con Bluetooth dispositivos donde poder instalar aplicaciones alternativas a las que se encuentran en la tienda oficial de Apple, la App Store.

Para su desarrollo los hackers buscan bugs en el sistema operativo iOS de Apple y lanzar sus respectivas versiones después de que la compañía los tape en sus distintas actualizaciones. Con la reciente llegada de iOS 5.0 volvió de nuevo el proceso: los hackers encontraron un hueco y en la nueva actualización éste aparecía cerrado.

Hablamos de la segunda versión de la beta de iOS 5.0.1 para desarrolladores. La principal función de ésta sería reparar el problema que hace que los dispositivos consuman de forma acelerada la batería de los móviles. Asimismo, se tapaban determinadas vulnerabilidades, pero parece que no todas puesto que se ha conseguido desarrollar el Jailbreak Tethered, un primer paso antes de que se cree el esperado Jailbreak Untethered que permite que permanezca el bloqueo de restricciones incluso al apagar el terminal.

http://www.adslzone.net/content/uploads/2011/11/IPHONE-3GS-SIRI.jpg

El siguiente reto será conseguir el esperado Jailbreak para iPhone 4S y iPad 2, dispositivos más recientes y en los que aún no se pueden instalar aplicaciones alternativas a las oficiales. En cualquier caso, recordamos que el método de Jailbreak para liberar estos dispositivos podría provocar funcionamientos anómalos y la pérdida de la garantía del terminal, por lo que existe un cierto riesgo que conviene no obviar.