Desarrollan el crack de Battlefield 3 para evitar los rastreos de su polémico sistema Origin

El éxito y la polémica han acompañado a Battlefield 3 en sus primeros días en el mercado. Mientras el número de copias del juego que han sido distribuidas se cuenta por cifras millonarias, la controversia ha llegado con su activación a través del sistema Origin, que rastrea y almacena la actividad de los usuarios.

El pasado mes de agosto se denunciaron las prácticas de Electronic Arts con sus usuarios a través de su plataforma Origin, puesto que se consideraba que vulneraba la privacidad de los usuarios. En sus condiciones el usuario aceptaba que "EA pueda recopilar, utilizar, almacenar y transmitir información técnica y relacionada que identifica a su ordenador, sistema operativo, el uso de aplicaciones, software, software el uso de hardware y periféricos".

Esta inmensa recopilación de información es argumentada por EA para poder "facilitar el suministro de actualizaciones de software, de forma dinámica el contenido servido, soporte de producto y otros servicios para usted, incluyendo los servicios en línea". Sin embargo, el hecho de que la compañía también pueda "utilizar esta información junto con la información personal para fines de márketing y para mejorar nuestros productos y servicios" acabó por enfurecer a la comunidad de usuarios.

Hace poco más de una semana la compañía lanzaba uno de los títulos más esperados del año: Battlefield 3. Al lanzamiento le acompañaba la polémica, puesto que se confirmaba que para activarlo online sería necesario acudir a Origin. Esto despertó enormes críticas por parte de los usuarios. Incluso en Alemania se llegó a pedir con una recogida de firmas la retirada del juego de las tiendas por monitorizar y rastrear la actividad de los jugadores.

Con el fin de evitar medidas menos drásticas y que permitan jugar al shooter de EA, el grupo de desarrolladores Razor 1911 ha publicado un crack que evita al usuario registrarse a través del polémico Origin. Denominado EA Trojan, no se trata de un método para jugar sin la copia original del título, pero sí permite acceder a él sin loguearse en la citada plataforma.

"Razor 1911 no acepta ni apoya el DRM online Origin de EA. Esta creación va dirigida a todos los fans en el mundo que han comprado el juego de manera legal y no desean instalar el troyano de Electronic Arts para jugar", explican los creadores de un crack al que probablemente responda de algún modo EA.

Enlaces relacionados:

Visita Gamerzona.com, nuestro portal especializado en videojuegos

Análisis de Battlefield 3, uno de los mejores juegos de acción

Battlefield 3 llega a España dispuesto a batir récords de ventas

Battlefield 3 y Assassins Creed Revelations se exhiben en vídeos demoledores