Según Microsoft, Apple ha perdido una gran oportunidad con el iPhone 4S

¿Ha perdido Apple su gran oportunidad de aumentar las distancias con sus competidores por lanzar el iPhone 4S? Según Microsoft, la respuesta a esta pregunta es afirmativa, ya que considera que no ha dado la oportunidad a los usuarios de "elegir" entre terminales más variados.

El presidente de la división de Windows Phone 7, Andy Lees, no ha tardado en dar su opinión sobre el próximo lanzamiento de Apple, que llegará al mercado el próximo 14 de octubre a varios países y dos semanas más tarde a otros como España. Lees considera que la compañía de Cupertino podría haberse equivocado al ofrecer más de lo mismo con su nuevo terminal y que habría perdido "una gran oportunidad" de poner tierra de por medio respecto a sus rivales en el sector de los smartphones.

Lo cierto es que las características del iPhone 4S no acabaron de convencer tras presentarlo Apple hace una semana. El nuevo terminal apenas innova respecto al modelo anterior y la feroz competencia en el mercado está lanzando smartphones con prestaciones técnicas que son superiores al nuevo terminal del fabricante estadounidense.

Este panorama quiere ser aprovechado por Windows Phone 7 para crecer. La compañía norteamericana ha apostado por una gran actualización de su sistema operativo, conocida como Mango. Esta traerá más de 500 novedades a su plataforma, lanzada a finales de 2010 y cuyo despegue no ha acabado de producirse, según admitió la propia Microsoft. Reconocidos los errores, desde Redmond se han puesto manos a la obra y han redoblado su apuesta por WP7, que vivirá una nueva etapa gracias al acuerdo que servirá para su llegada a los móviles de Nokia.

El fabricante escandinavo comenzará un nuevo camino de la mano de Windows Phone con el objetivo de plantar cara en el sector de los smartphones donde siempre ha sido líder y cuya primera posición sólo ha cedido en los últimos meses ante el empuje de Android. Para contrarrestar el auge de la plataforma de Google Nokia ya ha anunciado el lanzamiento de un móvil de alta gama que podrá competir en el segmento en el que se encuentran terminales como el Samsung Galaxy S II, el iPhone 4S o el próximo Nexus Prime.

¿Sabrá aprovechar Windows Phone la oportunidad perdida por Apple con el iPhone 4S y contrarrestar el buen momento de Android? Su propuesta pasa por "ofrecer una experiencia mucho más coherente de que alguien espera cuando se compra un móvil. No queremos caos". Estaremos atentos a su reentrada en el sector junto a Nokia, una alianza que promete traer aire fresco tanto al fabricante finlandés como a Microsoft.