Samsung, dispuesta a bloquear el iPhone 5 en Europa

Samsung, dispuesta a bloquear el iPhone 5 en Europa

Redacción

La amenaza que conocíamos esta semana por parte de Samsung hacia Apple toma mayor seriedad. La firma coreana está dispuesta a plantar batalla en los tribunales contra la responsable de que el Samsung Galaxy Tab 10.1 haya sido prohibido en Alemania y para ello intentará bloquear la venta del iPhone 5 en toda Europa.

Los planes de Samsung contra Apple van más allá de impedir la venta del iPhone 5 en Corea del Sur. El terminal que teóricamente -ya que Apple no ha anunciado aún su existencia ni fecha de lanzamiento de forma oficial- llegará al mercado en octubre podría retrasar su salida o incluso ver prohibida su venta en algunos territorios como el europeo si los jueces se posicionan a favor de Samsung y ven fundamentada su demanda.

Como leemos en Movilzona.es, el fabricante asiático no está dispuesto a sacar la bandera blanca en la batalla que ambas compañías están librando desde hace meses, acusándose entre ellas de infringir sus patentes. Este conflicto ha hecho mella en su relación, como confirma el último anuncio por parte del gigante de Cupertino, descartando a Samsung de forma definitiva como proveedor de componentes. La firma asiática ha sido de momento la más perjudicada, puesto que Apple consiguió que se prohibiese la venta de la última de sus tabletas en algunos países como Alemania por haber violado patentes de la compañía norteamericana.

La sentencia ha hecho que Samsung tome una postura más agresiva y esté dispuesta a perseguir a Apple para impedir la venta de su próximo smartphone, por el momento en Corea del Sur y Europa. Desde la compañía asiática se asegura que Apple infringe las patentes referidas a las tecnologías inalámbricas de Samsung, aunque está por ver si esto será suficiente para que se impida la venta del esperado iPhone 5.

En caso de una victoria para los asiáticos, el golpe para la empresa de Cupertino sería terrible, puesto que Apple espera consolidar su posición en el mercado de los smartphones con su iPhone de quinta generación y medirse a terminales más potentes que el iPhone 4 como es el propio Samsung Galaxy S II. Aunque dudamos que finalmente Apple no pueda vender su terminal, si se diese el caso en el que la Justicia atendiese a la petición de Samsung podría servir como un toquede atención a los californianos y quizá frenasen sus demandas contra la firma asiática.