Polémico cruce de declaraciones entre EA y Activision por Battlefield 3 y Modern Warfare 3

Electronic Arts y Activision han iniciado una agresiva campaña de promoción de sus grandes apuestas de final de año, donde el principal objetivo parece ser el desprestigiar al rival, llegado a una situación que incluso roza lo chabacano. Y lo mejor de todo, es que ni Battlefield 3 ni Modern Warfare 3 han llegado aún a nuestras tiendas.

El cruce de declaraciones entre diferentes compañías, firmas, nombres, etc., suele ser habitual. Forma parte del juego de la competitividad, especialmente cuando se trata de hacerse con el control de un determinado campo. Esta circunstancia está muy presente en el sector de los videojuegos, donde nunca falta cierta polémica, pero lo que se está escuchando entre dos de las principales compañías, Electronic Arts y Activision, está llegando a niveles que rozan posturas, cuanto menos, de dudosa ética.

Quizá sea por las grandes expectativas depositadas en sus grandes títulos del año, Battlefield 3 y Modern Warfare 3, pero lo cierto es que se ha llegado a una situación donde algunos, sobre todo desde EA, han perdido algo la compostura.

Pero, paradójicamente, fue Activision la primera en encender la mecha, cuando menospreció públicamente el rendimiento gráfico de Battlefield 3 en PlayStation 3 tras su presentación en un popular late night norteamericano. La empresa de Santa Mónica se veía entonces crecida no sólo por la trayectoria de dominación indiscutible de sus diferentes Call of Duty, sino también porque los estudios de entonces indicaban que el último de ellos, Modern Warfare 3, iba a doblar en ventas al que se ha erigido como su principal rival, Batllefield 3.

Pero el tiempo pasa, y el producto de Electronic Arts ha ido demostrando su gran capacidad tanto en gráficos como en jugabilidad, arrancando continuas ovaciones allá por donde pisaba, mientras que de Modern Warfare 3, tras su también exitosa presentación en el pasado E3, apenas se sabe nada nuevo.

La situación ha cambiado, y ya son muchos usuarios los que, visto lo visto, se han declarado favorables a abandonar Call of Duty para experimentar el nuevo Battlefield 3. Si bien es cierto que no lo suficiente como para volcar completamente la hegemonía, sí parece capaz de recortar la distancia de manera significativa, hasta el punto de que algunos analistas ya hablan de un recorte de hasta el 40% en la previsión de ventas.

En plena transición llegaron las primeras declaraciones desafortunadas por parte de Electronic Arts, respondiendo a aquellas declaraciones irónicas de Activision. Y lo hizo en boca, nada menos que de su director, John Riccitiello, quien afirmó que esperaba que Activision "se pudra desde dentro". La compañía increpada reaccionó considerando estas declaraciones como fuera de lugar, y advirtiendo que dañaban gravemente la imagen de la industria.

http://www.gamerzona.com/wp-content/uploads/2011/08/call-of-duty-black-ops-rezurrection-e.jpg

EA, en lugar de rectificar, y crecida ante las magníficas críticas y los continuos premios recibidos, ha decidido caldear aún más el ambiente, llamando "novato" a quien llevó a cabo las últimas declaraciones desde Activision, Eric Hirshberg. A este mismo Hirshberg se dirige personalmente la compañía para decir, simple y llanamente: "Tienes muchas razones para estar temblando". No es una amenaza, obviamente, sino que se refieren al acercamiento de Battlefield 3 a Modern Warfare 3 en previsión de ventas. E incluso se aventuran a vaticinar un próximo fin de la saga Call of Duty, como pasó con otras franquicias de Activision, por ejemplo, Guitar Hero.