Nokia comienza a abandonar Symbian para centrarse en sus móviles con Windows Phone 7

Nokia se despide de su sistema operativo Symbian. Por el momento sólo lo hará en Estados Unidos y Canadá, pero según apuntan varios expertos, esta estrategia podría seguirse en Europa y Asia en cuestión de tiempo. El fabricante pretende crecer a partir de ahora apoyándose en Windows Phone 7.

Según apuntan desde All Thing Digital, el sistema operativo emblema de Nokia, Symbian, pasará a mejor vida en Estados Unidos y Canadá en los próximos meses tras las palabras del director de Nokia en EEUU, Chris Weber. Esta iniciativa vendrá acompañada de la puesta a la venta de los terminales únicamente en las tiendas de los operadores, lo que acabaría con la posibilidad de comprar móviles Symbian libres.

Tras el acuerdo firmado entre Nokia y Microsoft que suponía la llegada de la plataforma de la compañía estadounidense a los terminales Nokia, ya se intuía que el adiós de Symbian era una posibilidad. Los primeros terminales con el sistema operativo de Microsoft están previstos para antes de que finalice el año. Su llegada supondrá el abandono progresivo de Symbian por parte de la firma finlandesa, en un primer momento en el territorio norteamericano pero, como muchos ya predicen, para terminal con él incluso en Europa.

De este modo, Nokia pretende centrarse en la promoción y venta de los nuevos smartphones con el sistema operativo de Microsoft, con la idea de vender en Norteamérica únicamente los terminales subvencionados por los operadores. La compañía europea quiere aprovechar el tirón que tiene la responsable de Windows en su país y, según confirmó Weber, lanzará una campaña de promoción superior a la que se va a realizar en el resto del mundo.

Lo cierto es que Symbian no ha podido competir con otras plataformas que han crecido con mucha fuerza en el terreno de los smartphones. Recientemente Android consiguió arrebatarle el trono como plataforma para teléfonos inteligentes, aunque otras compañías como Apple también se están haciendo muy fuertes gracias al iPhone. Por su parte, Microsoft espera despegar a partir de esta alianza con Nokia tras unos primeros meses en los que Windows Phone 7 no ha acabado de carburar.

Las principales dudas para el mercado europeo es si Nokia adoptará la decisión de dejar de lado Symbian en nuestro continente y cuándo lanzará los primeros WP7.