González-Sinde: Los posibles delitos no desacreditan a la SGAE

González-Sinde: Los posibles delitos no desacreditan a la SGAE

Redacción

La ministra de Cultura, Angeles González-Sinde, sigue mostrando su apoyo a la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), a pesar del escándalo destapado hace una semana respecto a un presunto desvío de fondos millonario. La ministra considera que a pesar de todo lo conocido hasta el momento, la imagen de la entidad no está desacreditada.

"Los posibles delitos no desacreditan a la entidad". Con estas palabras recogidas por elmundo.es, González-Sinde defendía a la sociedad cuya cúpula directiva está implicada en una supuesta trama societaria que habría servido para desviar fondos. La detención y posterior puesta en libertad con cargos de su presidente, Teddy Bautista, y otros altos cargos no son suficientes para desacreditar a la entidad según la ministra.

González-Sinde mostró su "preocupación" por la posibilidad de que "se contamine todo el modelo de protección intelectual" debido a la "actuación incorrecta o ilegal de unos gestores". En su defensa de la SGAE, la ministra desea que tras este proceso judicial salga reforzada como una entidad "más sólida" y espera que sea apreciada "con más confianza".

Asimismo, considera correcto que se haya decidido apartar a Teddy Bautista, imputado por varios delitos -siendo el más grave el de apropiación indebida-, de la presidencia de la entidad. "Su defensa será mucho mejor desde fuera de la institución", explicó la política.

Modificación del canon digital

Por otro lado, la ministra admitió la necesidad de reformar el canon digital. A pesar de haberse erigido como una de las grandes defensoras de esta tasa que grava dispositivos y soportes electrónicos para compensar a los artistas por las supuestas pérdidas que les produce la copia privada, tras destaparse el escándalo en torno a la SGAE ha rebajado esta férrea defensa del gravamen para reconocer que "tiene que ser transformado".

"Estamos buscando esa solución alternativa que reclaman los usuarios", indicó la ministra señalando a la "sentencia de Bruselas" como justificación para modificar la tasa. Quizá convenga recordar que dicha sentencia data de octubre de 2010 y no han sido precisamente pocos los meses desde que el tribunal declarase ilegal el canon digital por "abusivo e indiscriminado". Por desgracia ha sido necesario el descubrimiento del escándalo para que la ministra ceda en sus pretensiones.

Falta por ver ahora en qué consiste esta transformación del canon, pero todo apunta a que las conexiones de banda ancha podrían acabar siendo las que fuesen gravadas con esta tasa.