PlayStation 4 y Xbox 720 : La próxima generación de consolas llegará en 2 años

La nueva generación de videoconsolas domésticas está en camino. Mientras que Sony y Microsoft guardan silencio sobre sus próximos proyectos, uno de los analistas más conocidos señala que PlayStation 4 y Xbox 720 llegarán en dos años al mercado y serán 10 veces más potentes que sus predecesoras.

Gamerzona.com se hace eco de las últimas declaraciones del fundador de id Software, John Carmack, quien afirma que "la próxima generación de consolas llegará en un par de años” y “será diez veces más potente" que la actual. Hablamos de una de las figuras más respetadas dentro del sector de los videojuegos, responsable de conocidos títulos como Doom, Wolfestein o Quake, por lo que sus palabras suelen tener bastante credibilidad.

A pesar de que Microsoft y Sony no han querido desvelar ningún detalle de sus próximas consolas domésticas, en apenas un año podrían ser presentadas. Recientemente, la desarrolladora Crytek, creadora del rompedor Crysis, desveló que la nueva Xbox se presentaría en el E3 2012 que se celebrará en junio del próximo año en Los Angeles.

Un poco más tarde se daría a conocer en sociedad PlayStation 4. Sony hasta ahora sólo se ha limitado a afirmar que trabaja en su nueva videoconsola doméstica pero que el ciclo de vida de su actual PS3 tiene aún varios años por delante e intentará que se prolongue en el tiempo tanto como duraron en su momento las primeras dos consolas. Si la compañía japonesa cumpliese sus plazos (pronostica 10 años de vida para su PS3), la sucesora no llegaría al mercado hasta 2016.

Antes del lanzamiento de la next gen aparecerá en el mercado la apuesta de Nintendo: Wii U. La nueva consola llegará al mercado en sólo un año después de su presentación días atrás en el E3 y tendrá en principio una potencia superior a la actual generación de Sony y Microsoft, aunque si las palabras de Carmack son ciertas respecto a la potencia de las futuras videoconsolas, la Wii U podría quedar desfasada tecnológicamente con mucha rapidez.