Los clientes prefieren mejores tarifas a tener el iPhone subvencionado

Los clientes prefieren mejores tarifas a tener el iPhone subvencionado

Redacción

La primera mitad de 2011 ha servido para confirmar la enorme competitividad que existe en el sector de la telefonía móvil. La tendencia en los hábitos de los usuarios parece haber dado un giro y cada vez es mayor el número de clientes que optan por migrar a compañías con mejores tarifas que los que se quedan con los operadores tradicionales a cambio de smartphones de alta gama.

"Los clientes están hartos de que les retengan 18 o 24 meses a cambio de tener el último iPhone o Samsung que, en realidad, están pagando a precio de oro obligados por los consumos mínimos mensuales". Así de rotundo se mostró Fernando Reymundo, consejero delegado de Simyo, uno de los Operadores Móviles Virtuales (OMV) más beneficiados por la nueva tendencia que se observa en el mercado de la telefonía móvil.

"Los operadores están subvencionando a Apple en lugar de reducir tarifas a sus clientes. Y estos se pasan a compañías como Simyo, que somos los que de verdad hemos permitido que los precios caigan", explica Reymundo. No en vano, Simyo ya cuenta con más de 400.000 usuarios y es una de las compañías que más usuarios ha arrebatado a los operadores tradicionales en el último año.

Otro OMV de los que más ha crecido en este periodo ha sido MASmovil. Su estrategia ha sido similar a la seguida por Simyo y Pepephone. "Tenemos cien veces menos costes que Telefónica porque no patrocinamos famosos, solo patrocinamos a nuestros clientes. Si Movistar ofreciera nuestras tarifas estaría en bancarrota", señala Meinrad Spenger, consejero delegado de la compañía, en palabras recogidas por El País.

Spenger aprovechó para criticar las últimas tarifas reducidas lanzadas por los grandes operadores. "Simplemente es una táctica para parecer que también ellas son low cost. Esas tarifas tienen mucha letra pequeña y han reinventado la cuota mensual que había desaparecido", afirma.

Incluso, desde los operadores tradicionales se admite que se está respondiendo a la demanda de muchos clientes que prefieren que les bajen las tarifas a cambio de renunciar a los descuentos para adquirir o renovar el terminal móvil. De ahí llegaron días atrás las conocidas reducciones a 6 céntimos en sus tarifas que los grandes operadores lanzaron de forma muy similar. ¿Conseguirán con ellas frenar la espantada de clientes rumbo a los OMV? ¿Y tú, prefieres mejores tarifas o las facilidades que dan los grandes operadores para conseguir un smartphone de última generación?