Las leyes que desconectan al usuario de P2P violan los derechos humanos según la ONU

Según un informe adoptado por el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, las leyes antidescargas que buscan la desconexión de usuario que descargue contenidos con derechos de autor en redes P2P infringen los derechos humanos y deberían ser anuladas.

La misma Organización de las Naciones Unidas (ONU) se posiciona en contra de las restrictivas leyes antidescargas que ya imperan en algunos países europeos. Hablamos de los caso de Suecia, Francia y Reino Unido, donde fueron aprobadas las llamadas normas con el sistema de los tres avisos. Si se detecta que un usuario está realizando una descarga de material con derechos de autor sin que éste lo consienta se advierte hasta tres veces al usuario de la ilegalidad de su actividad y se procede a desconectarle si continúa haciéndolo tras estos avisos.

Sin embargo, estas leyes violan los derechos humanos según el último informe sobre protección y derecho a la libertad de expresión y opinión adoptado por el organismo internacional. "El informe considera que infringir leyes de propiedad intelectual no es justificación para actuar de forma desproporcionada y, en consecuencia, es una violación del artículo 19, párrafo 3 del Convenio Internacional de Derechos Políticos y Civiles", se apunta tal y como leemos en Torrentfreak.com.

El informe señala a Francia y Reino Unido y sus "alarmantes" legislaciones con severos castigos si los usuarios violan los derechos de autor en la Red. Por este motivo, El informe urge a estos países a derogar o modificar estas leyes que protegen la propiedad intelectual y desconectan a los usuarios. En el país británico se dio el caso de operadores que se negaron a aplicar la ley y perseguir a sus clientes, pero finalmente la justicia del país les obligó a ello.

No sabemos si este informe será tenido en cuenta por los países que aplican estas medidas, pero el secretario de Cultura de Reino Unido, Jeremy Hunt, ya lo tiene en sus manos para que elimine la posibilidad de desconectar a los usuarios en su Digital Economy Act.

El país galo también podría plantearse modificar su ley antidescargas después de reconocer el fracaso que ha supuesto. La conocida como Ley Hadopi no ha tenido el efecto deseado y las descargas por parte de los usuarios continúan al mismo nivel que antes de aplicarse esta medida, aunque sí se ha observado un cambio en su comportamiento, dejando de utilizar programas P2P como BitTorrent y pasándose a las descargas directas de servidores como Megaupload o Rapidshare.