El Ministerio de Cultura amenaza con aplicar la Ley Sinde a Google

Las páginas de enlaces a contenidos protegidos con derechos de autor son el objetivo del Ministerio de Cultura y la industria. La web que más proporciona enlaces a este tipo de contenidos no es otro que el buscador Google, que tendrá que retirar los miles de enlaces a estos archivos si quiere seguir siendo accesible desde España.

Así ha confirmado sus intenciones el director de Industrias Culturales del Ministerio de Cultura, Santos Castro, en una entrevista aparecida en el diario Público tras conocerse el borrador del Real Decreto que regula el procedimiento de la polémica Ley Sinde. Como ya vimos ayer, el objetivo de la industria cultural y del Gobierno (así como de los partidos PP y CiU que le apoyan en este sentido) es que las webs de enlaces retiren el acceso a estos contenidos o podrán ser cerrados por medio de la futura Comisión de Propiedad Intelectual.

Además, supimos que en el caso de señalar como infractoras de la propiedad intelectual a páginas web alojadas fuera de España, se podrá pedir a los operadores que bloqueen el acceso en nuestro país a estas webs, lo que despertó fuertes críticas por parte de los internautas tras darse a conocer esta posibilidad.

Santos Castro ha defendido este reglamento y ha apuntado a que Google también será objeto de reclamaciones por parte de los titulares de derechos de autor si éstos consideran que el buscador vulnera sus derechos con enlaces. Para muchos resulta impensable que se actúe contra un buscador, cuyo servicio en este caso no es otro que el de proveer de enlaces y no de los contenidos directamente. Castro considera que Google "es una empresa estimable y no tendrá ninguna dificultad en atendernos".

El leonés cree que "con Google no pasará nada" porque "respetará las normas". Interpelado sobre las posibles denuncias que sufrirá el buscador, Santos ha asegurado que "las atenderán, no les interesa tener problemas". No obstante, en el aire queda si el buscador accederá a estas peticiones, ya que se podría dar el caso de denuncias por enlaces en castellano que sean perfectamente legales en otros países de habla hispana. En esta situación, podríamos llegar a ver, conocido el reglamento, que se llegase a pedir la imposibilidad de acceder al buscador en España por contribuir a la infracción de los derechos de autor, lo que a todas luces parece un absoluto despropósito.

El Gobierno no actuará contra los usuarios

Por otro lado, Castro aprovechó la entrevista para anunciar que el Gobierno no perseguirá a los usuarios particulares amenazando con desconexiones, tal y como demanda la Coalición de Creadores, grupo de presión de la industria cultural presidido por Aldo Olcese. "Esa es una obsesión de Aldo, que defiende unos intereses muy concretos que no coinciden exactamente con los de nuestro país", sentenció Castro.

Igualmente, defendió la oferta "legal" de contenidos digitales que existe en nuestro país. "A mí no me parece insuficiente. Y está creciendo. Hay que insistir en que existe", indicó. Además, se atrevió a asegurar que "ahora mismo hay ocho plataformas legales ofreciendo cine en España", aunque no dio los nombres de las mismas.