Movistar y Apple tensan su relación

Movistar y Apple tensan su relación

Redacción

Las relaciones entre el gigante de la manzana mordida y el operador español Movistar no atraviesan por su mejor momento. El deterioro de las mismas vendría motivado por la cerrazón de Apple a que la compañía de telecomunicaciones cambie las condiciones de distribución de uno de sus terminales estrella, el iPhone 4.

Según leemos en Movilzona.es, la relación entre ambas compañías se ha deteriorado en las últimas fechas. Mientras Movistar quiere cambiar las condiciones de venta del iPhone 4 para ganar más usuarios en portabilidad, Apple cree que la situación actual es inamovible a pesar de los intentos de renegociación por parte del operador. La situación no es grave por el momento, pero parece complicado que la situación se resuelva quedando conformes las dos partes.

La compañía de Cupertino tiene una merecida fama de ser muy estricta a la hora de negociar con los operadores. El éxito que tienen sus productos entre los usuarios de todo el mundo permiten que los operadores rebajen sus pretensiones con Apple. De hecho, en el diccionario la firma estadounidense la palabra "negociación" no aparece con claridad. Por ejemplo, con el iPhone 3G en Europa algunos operadores firmaron con Apple hasta un 40% de lo que el móvil y sus servicios facturaban.

El operador podría apostar fuertemente por móviles Android de alta gama

Aunque Movistar, según el portal especializado en telefonía móvil, no existe tan elevado nivel de comisión, el acuerdo con la compañía de Cupertino sí le genera a esta unos ostentosos beneficios. La llegada de Android y los smartphones del resto de fabricantes sí parecen estar influyendo a la hora de la negociación con operadores, y si la relación entre el operador y Apple acaba por romperse, Movistar podría apostar como su estandarte por los fabricantes que confían en el sistema operativo de Google, que le permitirían acuerdos mucho más económicos que con la empresa responsable del iPhone.

Actualmente, la subvención del iPhone 4, que supone alrededor de 300 euros por terminal no acaba de convencer al operador que cuenta con más usuarios de este terminal. El gasto en márketing que realiza la compañía española respecto a este smartphone no acaba de ajustarse a las cuentas que maneja, en pleno proceso de ajustes. ¿Acabará siendo Movistar el primer gran operador que deje de subvencionar productos de la factoría Apple a largo plazo?