La Guardia Civil alerta sobre los peligros de robarle el WiFi al vecino

La Guardia Civil alerta sobre los peligros de robarle el WiFi al vecino

Redacción

El Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil ha advertido a los usuarios de los riesgos que corren a la hora de utilizar una conexión WiFi sin el permiso de su propietario. El cuerpo de seguridad ha afirmado que esta actividad puede resultar incluso peligrosa no sólo para el propietario de la conexión.

Como podemos leer en Público.es, no todo parecen ser ventajas cuando algunos usuarios utilizan las redes cercanas a su hogar o ubicación sin pagar por ello para conectarse a Internet. Según una recomendación pública de la Benemérita, es muy importante conocer a quién pertenece la red a la que el usuario accede ya que podría estar abierta de forma intencionada para conocer datos como las contraseñas del usuario que se conecta.

"¿Quién es ese vecino? ¿Sabe informática? Imaginemos que sí, que sabe informática, él o su hijo, que es un hackercillo. Y que siente una atracción irresistible por conocer la vida de sus vecinos", advierte el comunicado. "Como estamos en su red WiFi, puede utilizar otros "programitas", algo más complejos, para espiar nuestras comunicaciones o para infectarnos con un software espía. Podrá conocer nuestras contraseñas de correo electrónico, de banca, nuestra navegación por internet,… Nos podemos convertir en el cazador cazado", señala el texto.

Asimismo, la Guardia Civil advierte que tenemos que "estar sensibilizados a la inversa". "Si el vecino sabe, puede acceder a nuestra WiFi y espiarnos nuestra intimidad. ¡Hay gente para todo! Y contra ello sólo nos cabe ponérselo más difícil". Por este motivo, el cuerpo de seguridad recomienda "utilizar routers WiFi con sistemas de cifrado WPA, contraseñas robustas, subnetting, filtrar por MAC y todos esos consejos que encontraréis en multitud de páginas de seguridad".

Al igual que se aconseja desde la Guardia Civil también te recomendamos que protejas tu conexión con contraseña para evitar que otros usuarios accedan a ella con los consiguientes riesgos que esto entraña. El no hacerlo ya ha costado incluso multas a usuarios en varios países como Alemania, ya que los "intrusos" pueden utilizar la conexión con fines maliciosos o ilegales.

Enlaces relacionados:

Visita el Area de Seguridad de SoftZone.es

El WiFi ya vuela a 450 megas

Declaran ilegal una compañía que espiaba a los usuarios que descargaban en P2P