Un nuevo apagón en la TDT provocará la readaptación de miles de antenas

Un nuevo apagón en la TDT provocará la readaptación de miles de antenas

Redacción

El Gobierno ya prepara el que supondrá el segundo "apagón" televisivo en un plazo de sólo cinco años. Los operadores de TDT tendrán que desplazarse a otra banda del espectro radioeléctrico y esto supondrá la readaptación de miles de antenas en todo el país, aunque en muchos hogares bastará con la resintonización de sus decodificadores.

Quien pensase que ya se habían acabado los quebraderos de cabeza por el paso de la televisión analógica a la digital y los consecuentes gastos y molestias que esto ha supuesto para los usuarios estaba equivocado. Aunque no se ha insistido a los ciudadanos desde las instituciones, un segundo apagón tendrá lugar en los próximos años -concretamente antes de 2015– y obligará a muchos hogares a readaptarse a las nuevas emisiones para poder sintonizar todos los canales, ya sean públicos, privados, estatales, autonómicos o privados.

Esto se debe al paso forzado por el Gobierno que a su vez se ve obligado por la Comisión Europea en el que los operadores de televisión digital terreste tendrán que trasladarse a una nueva banda del espectro radioeléctrico con el fin de liberar las frecuencias que serán utilizadas para la banda ancha móvil.

El Ministerio de Industria se ha apresurado a anunciar que será el Estado quien corra con todos los gastos de este nuevo traslado. Por un lado se hará cargo del gasto que supone para las televisiones emitir en dos frecuencias distintas durante el periodo de transición a la definitiva TDT y, por otro, asumirá en teoría el coste que para los usuarios supondrá adaptar sus antenas. En algunos hogares no será necesario pero "probablemente sí" en aquellos edificios dotados con un amplificador por canal.

Desde la Administración no se han dado cifras exactas de cuánto supondrá este gasto, pero la Asociación de Instaladores de Telecomunicaciones (Fenitel) ha calculado que la adaptación de cada antena costará entre 125 y 650 euros por edificio en función de cómo estuviesen adaptadas previamente. Con toda probabilidad, parte del dinero recaudado por la asignación de las nuevas licencias a los operadores móviles se invierta en cubrir estos gastos.

Hay que señalar que los usuarios no se verán obligados a adquirir nuevos decodificadores en este nuevo apagón. Las nuevas emisiones serán sintonizadas desde los actuales terminales, incluyendo los cada vez más frecuentes decodificadores preparados para las emisiones en Alta Definición. La venta de estos dispositivos ha crecido de forma espectacular en los últimos meses ante la llegada de contenidos en HD. De momento sólo algunos canales como TVE HD emiten en este formato de alta calidad, pero progresivamente los privados como La Sexta o Telecinco irán sumándose a este tipo de oferta.