Las fundas del iPhone 4 que solucionan el problema de cobertura rayan el teléfono

Ni el remedio es peor que la enfermedad ni el enfermo queda sin secuelas después del tratamiento. Este es el símil al que podríamos recurrir para hablar de la incidencia de las fundas para el iPhone 4 que solucionan el problema de pérdida de cobertura en el teléfono de Apple, ya que rayan la carcasa del terminal.

La cola de problemas que está trayendo el iPhone 4 para la compañía parece interminable. El principal de ellos, que los medios ya han bautizado como "Antennagate", es el que más ha traído de cabeza a Apple. Consistente en la pérdida de cobertura al sujetar el móvil de una determinada forma, la compañía no encontró otra solución más que las fundas o bumpers que cubren la carcasa del terminal.

Este remedio apañaba el asunto y por ello Apple accedió a regalarlas a los usuarios que la solicitasen a través del Programa de Fundas. Pero ahora la comañía de la manzana se encuentra con unos "daños colaterales" que generan después de ser colocadas en los iPhone 4: las fundas rayan la superficie metálica del terminal.

Al incluir entre sus componentes de botones metálicos que sirven para subir el volumen, los bumpers erosionan la zona metálica de los dispositivos y ya han llegado las primeras quejas a la compañía. "Las fundas oficiales de Apple están rayando mi iPhone 4 y el de mis amigos", señalaba una de las quejas remitida a Softpedia.

Otras críticas con las fundas se han centrado en su escasa efectividad a la hora de amortiguar golpes, la que es su principal función. Así lo señaló Nick Bilton, redactor de The New York Times, que pudo comprobar cuando recientemente su iPhone 4 cayó accidentalmente al suelo y vio como su pantalla se rajaba por todos lados.

A pesar de todos estos problemas, Apple continúa engrosando sus cuentas con elevados beneficios y no se ve frenada en sus expectativas de ventas para el presente 2010. La compañía ya ha encargado 10 millones de nuevos dispositivos ya que según sus fuentes, ha vendido más de 8,4 millones de teléfonos y espera seguir aumentando esa cifra en los próximos meses.