Ono denunciada por obligar a sus clientes de 6 megas a pagar más

Ono denunciada por obligar a sus clientes de 6 megas a pagar más

Javier Sanz

Un operador de banda ancha no puede imponer una subida de precio de forma unilateral aunque mejoren las condiciones de servicio. Así lo entiende FACUA que ha denunciado a ONO por aumentar en 2 euros el precio de la cuota mensual a sus clientes de 6 megas.

A diferencia de las duplicaciones gratuitas de velocidad que han realizado los operadores de ADSL (excepto Movistar), ONO comenzó a duplicar de 6 a 12 megas la velocidad de sus clientes imponiendo además una subida en el precio del servicio.

Según FACUA (Federación de Consumidores en Acción), la empresa no sólo modificará el servicio de forma automática y sin consultar a sus clientes, sino que el cambio supone un incremento del precio de hasta el 5 por ciento.

Además, no se permite a los usuarios la opción de rechazar esta oferta. Tan sólo se ofrece la posibilidad de consultar dudas en el teléfono habitual de atención al cliente de la compañía, donde se advierte que "no se les permite negarse al cambio contratcual".

Diferencias entre Telefónica y Ono

El ex monopolió también aumentó la velocidad y subió la cuota mensual a sus clientes de forma encubierta. Para ello, lanzó una nueva modalidad de ADSL de 3 megas por un euro adicional y triplicó sólo a los que solicitaban el cambio que incluía además un antivirus. El resultado fue que toda la planta de clientes de 1 mega acabó migrando a 3 megas y pasó a pagar 40,90 euros al mes. En el caso de Ono, la decisión ha sido unilateral y podría provocar además de la sanción que los clientes canceleran el servicio y no fueran penalizados en el caso de tener permanencia por haber modificado las condiciones del contrato.