P2P : Dos tercios de los usuarios en Irlanda, en riesgo de ser desconectados

La persecución a los usuarios de programas P2P continúa creciendo en Irlanda. Si hace unas semanas era el principal operador del país, Eircom, quien adoptaba, previo acuerdo con la industria musical, el sistema de los tres avisos para penalizar con desconexiones a los clientes que descargasen archivos vía P2P, en esta ocasión Vodafone podría seguir sus pasos.

Según informa The Irish Time, dos de cada tres usuarios de Internet podrían verse afectados por las desconexiones si Vodafone, segundo operador en Irlanda, acaba por implantar el sistema tomado por Eircom.

Las negociaciones del operador con la industria musical están "muy avanzadas" según publica el periódico irlandés y esto supondría que sus usuarios de banda ancha fija (el 21% de los existentes en todo el país) podrían llegar a ser desconectados si usan P2P.

El presidente de la Asociación de la Industria Musical en Irlanda (IRMA), Willie Kavanagh, confía en que el acuerdo con Vodafone llegue a buen puerto ya que haría de Irlanda "un líder europeo en la resolución de este problema". Además, Vodafone admite que compartir archivos representa una "seria amenaza para la industria musical".

Los primeros pasos para las desconexiones han sido dados por Eircom. Bautizado como "Protocolo de Respuesta Gradual", desde el pasado mes de mayo, cerca de 800 usuarios ya han recibido el primer aviso por detectarse en su red el uso de programas como eMule o uTorrent. Si siguen procediendo a su utilización, el operador volverá a avisarles. Al tercer aviso por no atajar el "problema" Eircom les dejará un mes sin conexión. Al cuarto, verán cortada su conexión durante un año.

Las desconexiones por la utilización del protocolo de intercambio de archivos empiezan a ser una realidad en Irlanda y otros países tienen intención de seguir sus pasos. Suecia, Francia y Reino Unido serían a priori los siguientes, mientras que en España la industria cultural ya se ha mostrado partidaria de esta medida si la inminente Ley de Economía Sostenible no acaba con las descargas.