La Unión Europea cede ante la presión de la industria cultural

La Unión Europea cede ante la presión de la industria cultural

Redacción

El debate sobre la propiedad intelectual y las medidas para protegerla está abierto en varios frentes. Por un lado, los estados de forma individual tratan de sacar adelante leyes que regulen lo que consideran "piratería en la Red", mientras que por otro, la Eurocámara trata de aunar a estos estados miembros en un objetivo común. Sin embargo, todo parece encauzado de una única forma: el bloqueo de sitios web con enlaces P2P.

Simultáneamente a lo sucedido en España, donde la ministra de Cultura, Angeles González-Sinde, espera una urgente aprobación de su Ley de Economía Sostenible, la Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo (PE) ha adoptado un informe no vinculante contra la llamada "piratería en Internet" que propone luchar contra los sitios que ofrecen contenidos protegidos por las leyes de propiedad intelectual.

Recordemos que bajo este pretexto, en el día de ayer se procedió en nuestro país al cierre de las páginas Espalwii, Espalpsp, Espalnds y Espalzone, cuatro portales y foros especializados en videojuegos, así como a la detención de sus responsables.

El informe, presentado por la eurodiputada francesa del Partido Popular Europeo (PPE) Marielle Gallo, se aprobó en la Comisión con 15 a favor y 8 en contra. La propia Gallo puso la Ley de Economía Sostenible como ejemplo que deberían seguir los estados miembros, mientras que por parte del Partido Socialista Europeo se encontró con numerosas críticas porque "preconiza una lógica represiva".

Resulta llamativo que sean los populares quienes la impulsen como modelo en el Parlamento Europeo pero en España la consideren "indiferente". Igual de llamativo es que los colegas europeos del Gobierno socialista crean que "la derecha europea plantea la criminalización de millones de internautas y de consumidores de música y cine" -afirmación de la eurodiputada francesa del PSE Françoise Castex- mientras en España se pretende aprobar la conocida como Ley Sinde.

Igualmente, la organización a favor de los derechos en la Red La Quadrature du Net (La Cuadratura de la Red, en francés) declaró su oposición a esta medida que si bien no es vinculante sí serviría a la Unión Europea para adoptar una posible resolución en un futuro. Según esta organización, el informe presentado por Gallo es una muestra del "poder que ejercen los lobbies de unas cuantas industrias anacrónicas en el Parlamento Europeo".