Discográficas independientes responsabilizan al Gobierno de la piratería

Discográficas independientes responsabilizan al Gobierno de la piratería

Javier Sanz

Productoras y distribuidoras discográficas independientes han presentado un escrito donde responsabilizan al ejecutivo de no hacer nada para frenar la piratería. Además, señalan que las descargas han provocado una caída de los ingresos superior al 65%.

El comunicado enviado al Ministerio de la Presidencia recoge el malestar de las empresas independientes del sector que consideran que el Gobierno no ha hecho nada para evitar las descargas ilegales. Asimismo piden poder emprender acciones civiles contra los usuarios finales.

Las discrográficas señalan además que la piratería digital ha provocado un descenso del 40% del número de trabajadores ocupados en el sector desde el año 2004, y el cierre en los últimos años de unos 800 establecimientos relacionados con la industria fonográfica.

Medidas urgentes

El escrito solicita que el Gobierno adopte inmediatamente medidas efectivas que protejan los derechos e intereses de la industria discográfica y los derechos de propiedad intelectual de los agentes que intervienen en el proceso de creación musical dentro de la Red.

Comparecencia de Google en el Congreso

La directora de Relaciones Institucionales de Google España, Bárbara Navarro, ha defendido hoy en el Congreso que la nueva Ley de Propiedad Intelectual (LPI) incluya más "excepciones" al pago de derechos de autor. "Hay que defender los derechos de propiedad intelectual, pero también desarrollar la nueva ventana de explotación que es Internet. Hace falta una regulación equilibrada de esos derechos que permita el desarrollo de nuevos modelos de negocio y creemos que hay que trabajar sobre nuevas excepciones", ha dicho.

La defense de los derechos de los ciudadanos continúa

Desde las asociaciones de usuarios y plataformas como Red Sostenible se sigue trabajando para defender los derechos y libertades de todos los ciudadanos. Queda un largo camino para evitar que la SGAE y las discográficas se salgan con la suya. No somos piratas y no estamos en contra de la propiedad intelectual