España camina hacia la censura en Internet. Luces y sombras en la Ley contra las descargas

Hoy se han filtrado las medidas que prepara el Gobierno para proteger la propiedad intelectual y lamentablemente tal y como está la situación España camina hacia la censura en la red.

De nada han servido las protestas de los internautas y ciudadanos que se oponían al cierre de páginas web sin control judicial. La polémica disposición final sigue donde estaba, y además, el texto de la Ley de Economía Sostenible se mantiene intacto.

A pesar de que el presidente de Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero afirmó que no se cerraría ninguna página, el ejecutivo está cocinando un procedimiento que permitirá a una "Comisión de expertos" solicitar el bloqueo de cualquier página que ellos entiendan que vulnera los derechos fundamentales de los autores.

La Coalición aplaude la medida

Después de conocerse la noticia, La Coalición de autores ha asegurado que sigue la línea del diálogo que mantuvieron con el Gobierno. "Lo que nosotros pretendemos es que haya un proceso muy garantista para con las páginas web y nos parece óptimo que exista esa garantía judicial", ha señalado Joan Navarro, portavoz de la Coalición.

El objetivo de la industria cultural es conseguir por vía administrativa lo que los jueces han denegado hasta el momento, que el P2P sea ilegal y se puedan cerrar páginas de forma inmediata.

La red vuelve a incendiarse

Las protestas no se han hecho esperar, Enrique Dans titula las medidas como "la política del maquillaje" y en esa línea responde Fernando Berlín, periodista y responsable de Radiocable.com. Julio Alonso, director general de Webblogs SL advierte en su blog que manteniendo la redacción actual se mantiene la equiparación de la defensa de la propiedad intelectual con la de otros bienes jurídicos de muchísimo mayor calado, como son la seguridad nacional, la salud pública, la dignidad de la persona y la protección de la infancia.

La polémica está servida, nosotros consideramos que el nuevo procedimiento provoca mayor indefensión y abre la puerta a la censura. "Un lobby de la industria será quien decida si una web vulnera o no sus derechos", es inadmisible. Tampoco creemos que sea necesario redactar una ley especial para Internet, parece que el ejecutivo sólo escucha a los autores de la Coalición.