Por primera vez desciende el número de conexiones de uno y tres megabits y sube el de más

La banda ancha española sigue creciendo, pero a un ritmo inferior a otros años. Según la CMT, hay un incremento de un 13% de líneas de banda ancha operativas con respecto al año anterior.

La popularización y aumento de las altas de las conexiones de banda ancha sigue creciendo en España aunque a un ritmo menor de lo esperado. En 2008 y según datos de la CMT, se contabilizaron un 1,07 millones de nuevas líneas, lo que supone un aumento de un 13%, con respecto a 2007 con 9,13 millones de líneas. Durante el pasado año y como viene siendo norma en el mercado español sí se intensificó el número de ofertas, pero el precio medio de las velocidades de conexión no bajo de forma significativa. Los datos confirman que un 51% de las líneas de banda ancha disfrutaron de velocidades de conexión de 4 Mbps o más, frente a un 27,6% del año anterior.

Entre los cambios más significativos está la modalidad, llamada técnicamente “de bucle desagregado sin servicio telefónico básico” que permite a los operadores dar servicios de banda ancha utilizando la red de cobre de Telefónica. Esta solución ha permitido a los operadores alternativos, sobre todo en la segunda mitad del año, hacer una fuerte competencia a Telefónica.

Del mismo modo, las ofertas de conexión a Internet de alta velocidad junto con atractivas tarifas de llamadas de voz han sido otro de los grandes éxitos de este año. Nada menos que ocho millones de clientes han optado por este tipo de ofertas comerciales, un 19% más que en el año anterior.

Bajan las conexiones de uno y tres megas pero se disparan las de alta velocidad

En cuanto a las velocidades contratadas por los usuarios, llama la atención por un lado que sea la primera vez en la historia que bajan las conexiones de un megabit, con una bajada de un 10,9% y las de tres, con una bajada importante de un 28%. No obstante es muy destacable el aumento de las conexiones que van desde los dos hasta los más de diez megabits. Por ejemplo las conexiones de dos megas aumentaron un 14,6% hasta llegar a las casi trescientas mil líneas.

En cuanto a las conexiones de entre cuatro y diez megas el aumento ha sido todavía mayor, con un espectacular aumento del 120% y un total de tres millones ochocientas mil líneas. Para finalizar y muy destacable también el aumento de lo que sí podemos llamar conexiones de alta velocidad, es decir las de más de diez megabits. Si en 2007 algo menos de medio millón de personas disfrutaban de este tipo de conexiones, en 2008 la cifra ya llega a más de setecientas mil personas, lo que cifra en un 64% el aumento de este tipo de conexiones.