La rebaja anunciada por Bruselas en telefonía móvil podría retrasarse hasta 2014

La Comisión Europea anunció que rebajaría los precios de terminación con el fin de que se trasladara a los usuarios. Ahora, un informe interno de la Comisión anuncia que podría retrasarse la aplicación hasta 2014. El motivo que apuntan fuentes del sector es la presión que están ejerciendo las operadoras que amenazan con cobrar por recibir llamadas.

El precio de terminación de llamada cuesta en este momento 9 céntimos y Bruselas pretende rebajarlo a 1,5-2 céntimos de euro. La entrada en vigor estaba prevista para 2011 sin embargo según publica Expansión se va a retrasar por lo menos 2 o 3 años.

Fuentes del sector apuntan que el retraso se ha producido por la presión de las operadoras que consideran que la medida perjudica seriamente sus intereses. Además, esta rebaja podría provocar que los operadores comenzaran a cobrar a sus clientes por las llamadas que reciben.

La medida de Bruselas no está exenta de polémica, además de los operadores, Bruselas impondría una decisión que es competencia de los reguladores nacionales, en el caso de España, la Comisión de Mercado de las Telecomunicaciones.