El PP votará NO al canon y el Gobierno propone 1,5 euros de canon a los móviles

Según ha confirmado la Asociación de Internautas, el PP votará finalmente no. El partido dirigido por Mariano Rajoy se aparta, así, del confiscatorio canon digital, que gravaba la compra de soportes digitales para el caso de que la gente piratee en Internet. Algo así como convertir a los españoles en delincuentes preventivos.

Sin embargo el Ministerio de Cultura e Industria proponen un canon digital de 1,5 euros para los teléfonos móviles, los reproductores MP3 y MP4 tendrán un canon de 3,15 euros, y las memorias USB, 30 céntimos. Todo ello, con independencia de la capacidad de almacenaje que tenga cada uno de los soportes. A continuación mostramos la tabla comparativa que ha elaborado El Mundo sobre los productos que tienen canon.

Después de rifirrafes internos dentro del Partido Popular, Mariano Rajoy ha dado la orden. Su partido en el Congreso votará en contra del confiscatorio impuesto, que acusa a priori a todos los españoles que consumen soportes digitales «vírgenes» de delinquir pirateando, y por ello se le grava la compra con un impuesto.

«Pero quiero aclarar. Yo estoy a favor de la propiedad intelectual. Plantearé la creación de una agencia de la Propiedad Intelectual».

«No» será el voto del PP en el Pleno del Congreso el próximo jueves del Proyecto de Ley de Medidas de Impulso de la Sociedad de la Información (LISI), .

Propuesta de Industria y Cultura sobre el canon

Casi un año han tardado en ponerse de acuerdo los ministerios de Industria y Cultura para presentar su propuesta para el canon digital. En la propuesta, que ha sido remitida a las Entidades de Gestión y a las Asociaciones de Fabricantes de Equipos y Soportes, se incluyen los nuevos soportes que serán objeto de gravamen, como los teléfonos móviles, las memorias USB y los reproductores MP3-MP4.

Según informa el Gobierno, está previsto que la Orden Ministerial que fije las tarifas definitivas entre en vigor a mediados de enero, aunque reconoce que este plazo puede variar en función «del proceso de tramitación».