La brecha digital de España con respecto a Europa es inaceptable

La brecha digital de España con respecto a Europa es inaceptable

Javier Sanz

Esta afirmación no la decimos nosotros, aunque opinamos igual, lo ha dicho Viviane Reding, comisaria de información en la Comisión Europea. «Es inaceptable que la distancia entre los más avanzados y los más rezagados de Europa (España entre otros) vaya en aumento. Europa debe actuar de inmediato para poner orden en su situación por lo que respecta a la banda ancha»

España sigue por debajo de la media de la Unión Europea en banda ancha ya que la tasa de penetración de Internet de alta velocidad (número de abonados por habitante) se situó en julio de 2007 en el 16,8%, 1,4 puntos menos que en el conjunto de los Veintisiete. España se encuentra todavía muy lejos de los Estados miembros más punteros como Dinamarca (37,2%) o Países Bajos (33,1%). Estos datos contrastan con lo que dice el Gobierno que asegura que el ADSL español es uno de los más baratos de Europa.

Entre julio de 2006 y julio de 2007, el número de nuevas líneas fijas de acceso de banda ancha en España fue de 1,6 millones (4,6 al día), lo que representa un incremento del 29,3%, ligeramente superior a la subida media comunitaria del 28,7% durante el último año. Ello situó la cifra total en 7,4 millones.

La línea de abonado digital (ADSL) sigue siendo la principal tecnología de banda ancha en España (el 78,5% del total de líneas), al igual que en el conjunto de la UE. El estudio del Ejecutivo comunitario pone además de relieve que Telefónica, principal usuaria de esta tecnología, ha aumentado ligeramente su cuota de mercado en detrimento de sus rivales, al pasar del 55,4% en julio de 2006 al 55,8% en julio de 2007.

Ello contrasta con la tendencia en el resto de Europa, donde la cuota de mercado de los operadores alternativos subió hasta el 53,5%. Sin embargo, la cuota de los nuevos operadores que acceden al mercado es de sólo 44,3% si se excluye la simple reventa de líneas ADSL de operadores históricos.

Los operadores alternativos también están invirtiendo cada vez más en sus propias redes, en comparación con los servicios basados en la infraestructura de operadores históricos. En los 27 Estados miembros, el 1 de julio de 2007 había más de 90 millones de líneas fijas de banda ancha, de las cuales unos 20 millones, excluidas Bulgaria y Rumania, se habían añadido a partir de julio del año anterior. El mayor crecimiento proporcional lo registraron Dinamarca, Luxemburgo e Irlanda.

El estudio del Ejecutivo comunitario apunta que en el conjunto de la UE el crecimiento de la DSL ha disminuido en un 6,1% respecto a julio de 2006, mientras que se ha generalizado más el uso de tecnologías alternativas, como el cable, la fibra a domicilio y los bucles locales inalámbricos, con alrededor de 17,7 millones de líneas.