La UE afea a España por no sancionar con más contundencia a Google

La Comisión Europea pone en su punto de mira a Google. El Ejecutivo comunitario busca mayores sanciones contra el gigante tecnológico por no respetar la privacidad de los usuarios. Por este motivo ha criticado las bajas multas impuestas por países como España contra el buscador ya que las considera «calderilla» para éste.

Vivian Reding ha aprovechado la presentación de la reforma legal para garantizar la privacidad de los datos de los ciudadanos comunitarios en la economía digital para lanzar un dardo a España y Francia. En estos países Google ha sido sancionado por infringir las leyes de protección de datos, pero las bajas cantidades de las multas han llevado a Reding a criticar esta medida.

«En España, Google fue multada con el importe máximo, 900.000 euros, mientras que en Francia la sanción fue de 150.000 euros, también la máxima posible», explicó Reding. «Según los datos del ejercicio económico de Google en 2012, la multa de Francia supone el 0,0003% de sus ingresos mundiales. Calderilla«, lamentó.

Reding incidió en que «Europa tiene que tomarse este tema en serio». Por este motivo se ha lanzado esta reforma de protección de la privacidad, la cual, en sus propias palabras «introduce sanciones que pueden llegar al 2% de los ingresos de una compañía, es decir, que en el caso de Google hubiera supuesto 731 millones de euros«.

Asimismo, denostó el inmovilismo en nuestro continente desde que la firma estadounidense modificase hace dos años sus cambios en la política de privacidad. Por este motivo desde la Comisión se ha impulsado una reforma que servirá para crear un único marco legal y acabar con la fragmentación legislativa en los 28 estados miembro. A su vez, el Ejecutivo se encuentra negociando con EEUU de cara a solucionar el problema de la privacidad de los datos de los ciudadanos y sus violaciones así como para crear una legislación similar.

Así pues, la Comisión vuelve a añadir más presión sobre una de las compañías que ya señaló el año pasado por varios motivos. Entre ellos, las supuestas prácticas monopolísticas contra la competencia y el sistema de elusión tributaria tanto de esta empresa como de otras como Apple, Amazon o Facebook.