La NSA puede hackear ordenadores a 12 km de distancia a través de su conexión WiFi

Las informaciones sobre la NSA se suceden nuevamente, y esta vez apuntan a una de las capacidades que tiene la agencia para hackear ordenadores situados en un margen de 12 kilómetros, únicamente a través de una conexión WiFi, así lo ha desvelado recientemente el investigador de seguridad Jacob Appelbaum.

La Agencia Nacional de Seguridad vuelve a estar en el centro de todas las miradas, y es que llevamos dos días hablando de ella por diferentes motivos. Ayer la información apuntaba al grupo TAO (Tailored Access Operation) y como desvía los equipos electrónicos y PCs que se compran a través de internet con el fin de instalarles spyware o incluso, realizar modificaciones a nivel de hardware en componentes de muchos de los principales fabricantes. Hoy, han transcendido nuevos detalles sobre esta noticia, por lo cuales, el iPhone de Apple también se incluirían en la lista de fabricantes afectados, uniéndose así a Cisco, Juniper Networks, Dell, Seagate, Western Digital, Maxtor, Samsung y Huawei.

Los detalles aportados hoy por la fuente, incluyen información adicional por la cual, la ANT sería la unidad destinada al desarrollo de las herramientas de espionaje que se instalarán en los diferentes dispositivos. En este caso, el spyware que se utilizaría en los smartphones de Apple sería el llamado DROPOUTJEEP, que está en proceso de desarrollo desde 2008. Igualmente, los servidores Proliant de HP podrían comunicarse con la NSA mediante un implante, mismo modo de actuación que en los routers de Huawei o en los firewalls Cisco.

Además, por medio de unas declaraciones realizadas por Appelbaum durante la XXX edición del Chaos Communications Congress, se ha conocido una práctica de la NSA por la cual estaría capacitada, en colaboración con otras agencias de espionaje, para hackear ordenadores situados en un rango de 12 kilómetros, a través de una simple conexión WiFi. Según explica el propio investigador, la técnica utilizada es la conocida como Inyección de Paquetes por la cual: primero intercepta la red WiFi para colarse en el flujo de datos y una vez ahí, ya tienen acceso a toda la información que circule en la susodicha red inalámbrica, incluso, podrían interrumpir la conexión.

Realmente es difícil hacerse una idea de hasta dónde puede llegar toda esta información que vamos conociendo. Lo que sí parece, es que las compañías quieren tomar medidas que mejoren la situación de desconcierto entre los usuarios. Facebook, Google, Microsoft, Apple, AOL, LinkedIn, Twitter y Yahoo han formado recientemente una alianza para reformar la NSA y regular una situación que parece fuera de control.