El malware en Android sigue creciendo y ya se detectan más de 1.300 nuevas amenazas al día

Android se ha convertido en los últimos años en el blanco preferido de los desarrolladores de malware. El aumento de amenazas para la plataforma móvil de Google es espectacular y los últimos datos señalan que solo en el último trimestre se han detectado 120.000 nuevos tipos de malware para este sistema operativo.

Nuestro portal especializado en software, Softzone.es, recoge el último informe publicado por Kaspersky en el que se alerta de la tremenda expansión del malware en Android. La plataforma de los de Mountain View se ha convertido en la más utilizada en todo el mundo y ello no ha escapado a los desarrolladores de software malicioso, que se aprovechan de las pocas barreras que encuentran en este sistema para expandir su malware.

El dato es contundente. Android acapara el 97,5% del total de ataques informáticos que se realizan contra dispositivos móviles, lo que indica que otras plataformas como iOS o Windows Phone apenas cuentan con malware. Desde Kaspersky insisten en que el hecho de permitir la instalación de aplicaciones desde fuentes desconocidas es uno de los grandes motivos de este problema en el sistema de Google.

De hecho, casi la totalidad del malware detectado y que llega a los usuarios procede de descargas de apps desde sitios webs ajenos a la Play Store, la tienda oficial de Google. La búsqueda de aplicaciones gratuitas motiva en parte unas infecciones que son cada vez más comunes como demuestra el aumento en el número de amenazas halladas en el último trimestre. Hasta 120.000 tipos de malware se han detectado en los últimos tres meses, una media de más de 1.300 al día.

Los backdoors generan la mayor parte de estos archivos maliciosos, siendo un 31% del total. Muy cerca encontramos a los troyanos SMS con un 30%. Los troyanos genéricos (22%) y los espía (5%) completan una lista de amenazas en la que también hay software malicioso más específico, menos extendido y más difícil de encontrar.

Ante esta situación la prudencia se convierte en la mejor defensa para protegernos de los ataques. Hay que desconfiar de sitios web que promocionen apps de pago de forma gratuita ya que nos atenemos a infectar nuestro terminal y con ello ser víctimas potenciales del robo de datos personales, imágenes o incluso estafas. A su vez, es recomendable utilizar la Play Store de forma generalizada a la par que instalar algún antivirus que nos ayude a proteger el sistema.