La NSA espió hasta 60 millones de llamadas en España en un solo mes

La NSA espió hasta 60 millones de llamadas en España en un solo mes

Claudio Valero

Según ha revelado el periodista Glenn Greenwald, basándose en los documentos entregados por Edward Snowden, nuestro país también fue uno de los objetivos del espionaje llevado a cabo por la NSA (Agencia de Seguridad Nacional). Hasta 60 millones de llamadas interceptadas en solo un mes, además de numerosos accesos a navegadores de Internet, redes sociales y correos electrónicos.

La NSA también incluyó a España entre los países objetivo para ser espiado.  Según se ha publicado hoy mismo, esta agencia de seguridad interceptó en nuestro país llamadas entre diciembre de 2012 y enero de 2013. En total, 60 millones de llamadas interceptadas, donde no se tuvo acceso al contenido pero sí a los números de serie de los teléfonos, su posición geográfica, el número de teléfono y la duración de esa llamada.

Pero el espionaje no se limitó solo al acceso a las llamadas telefónicas. La NSA también accedió, a través de operaciones con metadata, a la información confidencial de los usuarios alojada en el navegador de Internet, el correo electrónico y las redes sociales más populares, como son Facebook y Twitter. Multitud de datos privados de los usuarios pudieron ser extraídos de estos medios.

España ha sido objetivo del espionaje de la NSA de igual forma que otros 35 países. El Gobierno español habría pedido explicaciones al embajador de Estados Unidos por estos supuestos espionajes. Francia y Alemania han mostrado ya su malestar por las informaciones aparecidas sobre un espionaje hacía sus principales líderes políticos e incluso planean alcanzar un acuerdo con Estados Unidos en relación a los servicios secretos.

El Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, declaró que cuando toma las decisiones debe fundamentarlas, en relación a una posible reunión con el embajador de Estados Unidos en nuestro país. El Presidente cree que debe recabar cierta información para poder asegurarse de la verosimilitud de las informaciones sobre un eventual espionaje sobre su persona.

Esta nueva información sobre el espionaje de la NSA a llamadas, correos electrónicos y redes sociales podría abrir una importante brecha entre Europa y Estados Unidos. Francia y Alemania podrían ver como otros países se unen a su causa. Por el momento, el Gobierno español quiere ser cauto y esperará a las explicaciones del embajador americano.