Los riesgos del sensor de huellas dactilares del iPhone 5s

Los riesgos del sensor de huellas dactilares del iPhone 5s

Redacción

La gran novedad del iPhone 5s es el sistema Touch ID, un sensor de huellas dactilares con el que Apple pretende marcar un precedente en la historia de la seguridad móvil. Sin embargo, un experto ha alertado sobre los riesgos de esta herramienta.

Hablamos de Johannes Caspar, experto en seguridad de datos personales, quien no ha tardado en advertir del peligro en cuanto a la privacidad que tiene el nuevo sensor biométrico. Caspar ha señalado que "el usuario corriente actual no está en disposición de controlar lo que hacen sus aplicaciones con la información que se les deposita", por lo que ve innecesario el movimiento de Apple de cara a reforzar la seguridad.

Según el analista, los datos no quedan almacenados únicamente en el iPhone de cada usuario sino que pasan a disposición de la compañía. Destaca que se trata de información muy importante, puesto que "las huellas biométricas no pueden borrarse y nos acompañan de por vida". Por este motivo, señala que "no deben cederse por simple presión digital en procesos de autentificación de identidad rutinarios, especialmente si se almacenan datos y se asocian entre sí" como sucede en los terminales, donde se guarda todo tipo de información, desde agenda de contactos a imágenes.

El experto insiste en que debe prevalecer el principio de que solo se almacenen datos como las huellas dactilares únicamente cuando es imprescindible y no por simple comodidad. Así, su punto de vista sobre el nuevo sensor integrado por los de Cupertino en el móvil de gama alta conlleva más riesgos para la privacidad que ventajas para el usuario por mucho que la compañía defienda lo contrario.

http://www.adslzone.net/content/uploads/2013/09/fotonoticia_20130910213536_465_366_089_004_000.jpg

Asimismo, cabe señalar que su opinión se enmarca dentro de la visión de muchos ciudadanos alemanes, quienes recelan a la hora de ceder cierta información privada a grandes compañías, aplicaciones o redes sociales. Se trata de preservar al máximo todos los datos personales y algunos de ellos son imborrables e invariables con el paso del tiempo. Entre otros, las huellas dactilares podrían calificarse de este modo, por lo que el riesgo está ahí y en manos de los usuarios quedará ceder sus huellas a Apple.