El malware móvil crece más de un 600% en un solo año

El malware móvil crece más de un 600% en un solo año

Claudio Valero

Crece la preocupación entre los usuarios de smartphones debido al aumento de las aplicaciones maliciosas, principalmente en la plataforma Android. Entre marzo de 2012 y marzo de 2013, la cantidad de aplicaciones infectadas con malware ha crecido más de un 600% y se espera que la cifra siga creciendo en los próximos años.

Juniper Networks, la multinacional dedicada a sistemas de redes y seguridad, ha realizado un informe sobre las amenazas en los smartphones, recogiendo el periodo comprendido entre marzo de 2012 y marzo de 2013. La cantidad de aplicaciones maliciosas ha crecido en un 614% en el periodo del estudio, que se centra principalmente en el sistema operativo Android.

El 92% de los ataques realizados por ciberdelincuentes a plataformas móviles tienen como objetivo el sistema operativo de Google. Recordemos que Android cuenta con cerca del 70% de la cuota de mercado mundial y se espera que siga creciendo en los próximos años. A su vez, el malware disponible para la plataforma también crecerá de forma exponencial. Actualmente se han detectado un total de 276.259 aplicaciones maliciosas.

Los atacantes ahora logran expandir las amenazas de forma mucho más rápida y encuentran métodos más agiles para distribuir el malware móviles. En 2012 se identificaron más de 500 tiendas de aplicaciones de terceros que alojaban aplicaciones infectadas. Más de la mitad de estas tiendas tiene su origen en China o Rusia, los dos principales culpables del espectacular aumento del malware móvil.

Cada vez es más habitual que las aplicaciones maliciosas intenten obtener un beneficio, “secuestrando” el terminal y exigiendo un pago para liberarlo. Según los investigadores, este tipo de amenazas constituyen el 73% del malware propagado en 2012 y los atacantes obtienen un beneficio medio de 10 dólares.

Para el estudio se analizaron cerca de dos millones de aplicaciones móviles de las principales plataformas móviles del mercado. La predicción es muy negra para los años venideros, donde los usuarios deberán extremar las precauciones con sus smartphones y tabletas.