El futuro de la TDT y el dividendo digital. Conoce todos los detalles

El futuro de la TDT y el dividendo digital. Conoce todos los detalles

Claudio Valero

Próximamente veremos bastantes cambios en la Televisión Digital Terrestre de nuestro país. Durante este mismo año asistiremos al cambio de algunas frecuencias de los canales actuales de la TDT, todo ello para preparar el dividendo digital. En el siguiente artículo os mostramos todos los detalles y las claves para conocer el cambio que viene.

Gracias a los compañeros de AdslZone Televisión vamos a poder entender mejor el dividendo digital y el futuro inmediato de la TDT. Debemos tener en cuenta que el dividendo digital y la TDT están directamente relacionados. El dividendo digital es un proceso por el que quedarán libres algunas frecuencias, que a partir de enero de 2014 se utilizarán para el despliegue de las redes de telefonía móvil de cuarta generación.

Por este motivo, los operadores de telefonía móvil comenzarán ya el despliegue de las redes 4G utilizando para ello las frecuencias 1.800 MHz y 2.600 MHz, con un alcance mucho menor. El dividendo digital y el uso de la frecuencia 800 MHz ayudará a acelerar el despliegue y a que estas redes lleguen a muchos más habitantes.

Las operadoras de telefonía móvil han participado en la subasta por estas frecuencias y su deseo es que no se demore su liberación. Además, la Unión Europea se está encargando de que se cumplan los objetivos previstos por el Gobierno, ya que creen que es un factor clave que favorecerá al desarrollo de todo el país.

Algunos sectores se muestran preocupados por los posibles efectos que esto pueda tener sobre la recepción de los canales de la TDT. En Reino Unido están realizando estudios para comprobar que se puede realizar el dividiendo digital. En nuestro país parece que tendremos que esperar a que se produzca para saber si la cobertura y la recepción de la TDT se ven afectadas.

En cuanto a las comunidades de vecinos, algunas de ellas deberán realizar cambios en las instalaciones aunque muchas otras no deberán realizar ajustes. Son las propias comunidades las que deberán informarse sobre la necesidad de ajustar su instalación, siempre teniendo en cuenta que las subvenciones han quedado reducidas al mínimo.