Un juego para Android estafa a los usuarios que lo instalan

Un juego para Android estafa a los usuarios que lo instalan

Claudio Valero

Existen muchos riesgos cuando instalamos una aplicación en nuestro dispositivo Android que no proviene de Play Store, aunque esto no siempre nos asegura una tranquilidad. Debemos llevar mucho cuidado con algunas aplicaciones disponibles en la tienda oficial de Google, como es el caso de Monopoly. Se trata de una aplicación gratuita que puede salir muy cara.

Ha aparecido una nueva aplicación gratuita en Google Play Store, bajo el nombre Monopoly Gratis. El desarrollador es Jonytech. Nuestros compañeros de RedesZone, nos explican cómo nada más instalarla, esta empieza a enviar SMS Premium. A fin de mes, la estafa puede llegar a costarnos más de 100 euros.

Pese a provenir de la Play Store, hay que tener mucho cuidado con los permisos que solicita una aplicación cuando se instala. Como veremos en la siguiente imagen, esta aplicación pide permisos para:

– Enviar SMS

– Cambiar la configuración de audio

– Leer tus SMS

– Editar tus SMS

– Recibir SMS

– Acceso completo a la red

– Consulta identidad y estado del teléfono

– Etc…

Monopoly malware

No parecen precisamente los permisos que pediría un simple juego. Tenemos que ser conscientes de esto y revisar a conciencia los permisos que concedemos a todas las aplicaciones que instalamos, aunque las descarguemos de una tienda oficial, como el caso de Google Play Store.

También resulta bastante útil leer los comentarios que deja la gente. Una tienda con tantos usuarios hace que las opiniones sean bastante útiles. Esta aplicación tiene una nota media de 1,9 sobre 10, lo que nos debería hacer sospechar y animarnos a leer todos los comentarios. Al hacerlo, rápidamente constatamos que se trata de una estafa.

Esperamos que Google retire pronto esta aplicación que puede llegar a ser un quebradero de cabeza para los que decidan instalarla. Volvemos a insistir en la necesidad de revisar los permisos, aunque también se echa de menos un poco más de regulación por parte de Google para evitar estas prácticas.