¿Y sí Verizon-ATT compran Telefónica?

¿Y sí Verizon-ATT compran Telefónica?

Redacción

Hace unas horas conocíamos el supuesto interés de los operadores estadounidenses Verizon y AT&T por hacerse con Vodafone. Sin embargo, otra opción que podrían estar estudiando es la adquisición de Telefónica, una operación que les permitiría lanzarse a competir tanto en Europa como en Latinoamérica.

«Pero si Vodafone puede ser contemplada como un objetivo de compra por parte de AT&T y vale 114.000 millones de euros, ¿que no podría ocurrir con la española, que ahora vale 47.000 millones?». Esta es la pregunta que se hace en su blog Ignacio del Castillo, periodista especializado en el sector de las telecomunicaciones, en cuya última entrada reflexiona sobre una posible compra de la compañía española por parte de alguno de los gigantes estadounidenses.

En las últimas horas recogíamos el supuesto interés de los operadores norteamericanos por hacerse con Vodafone, acuerdo que dejaría a Verizon con el mercado estadounidense que actualmente tienen las dos compañías y a AT&T con el que tiene el operador británico tanto en Europa como en India y algunos países africanos. La opción que plantea el citado periodista pasaría por la compra de Telefónica por parte de este último de cara a plantar caro en el mercado latinoamericano con América Móvil, propiedad de Carlos Slim.

Aunque el operador estadounidense tiene una participación importante en la compañía de Slim, la adquisición de Telefónica le llevaría a situarse de golpe con una posición de gran relevancia en el mercado suramericano, que se reparten tanto el operador español como el mexicano. Igualmente, le permitiría tomar posiciones muy destacadas en nuestro país, Alemania y Reino Unido, donde la firma española opera con sus filiales O2.

Una de las consecuencias de esta operación sería la pérdida del llamado «efecto sede» en España que actualmente tiene Telefónica. Sus beneficios actuales, a través de los dividendos, son transferidos a nuestro país, donde tributan al fisco al igual que la amplia plantilla española de la compañía presidida por César Alierta. Con la compra por parte de la firma estadounidense, dichos beneficios tomarían camino de EEUU y además se podría plantear una reducción de plantilla en nuestro país.

Como señala Del Castillo, «una de las formas de escapar de la posible caza de AT&T o de Verizon es crecer, de forma que la capitalización bursátil sea tan alta que suponga una barrera natural anti-opas». No obstante, el periodista apunta a los obstáculos que pone la Comisión Europea, que frenan este potencial crecimiento y que podrían dejar en bandeja esta «caza» por parte de uno de los poderosos operadores estadounidenses.