Orange incluirá el pago a plazos de móviles de forma paralela a las subvenciones

Aunque el modelo de subvención de terminales ha tenido un gran éxito para Orange, el operador ha decidido introducir de forma paralela el de pago a plazos por el que ya han apostado otras compañías rivales. La compañía busca así un nuevo impulso para convertirse en el segundo operador del mercado.

El pago a plazos de teléfonos móviles llegó desde los países escandinavos a España en verano de 2011. Yoigo fue el primer operador en introducirlo visto la tendencia en la región de su empresa matriz y ante el descuadre económico producido por las subvenciones a terminales. Pronto otras compañías fuertes del mercado como Movistar y Vodafone apostarían por este modelo a la par que decidían eliminar dichas subvenciones de cara a sanear sus cuentas. Cuando se cumple un año de esta medida sin que ello haya supuesto un incremento en su base de clientes, Orange anuncia que será la siguiente en introducir este sistema para vender móviles a sus usuarios.

Como leemos en Movilzona.es, en el caso del operador naranja se mantendrán las subvenciones a la par que se ofrecerá el pago a plazos. De este modo, la filial española de France Telecom busca ampliar sus posibilidades de negocio y seguir creciendo en un mercado donde en el último año ha conseguido resultados muy positivos.

En concreto, este pago fraccionado de terminales se introducirá para dos tarifas específicas y siempre que el usuario llegue a la compañía a través de una portabilidad o nueva alta. Hablamos de la Tarifa Delfín 12 (60 minutos y 500 MB) y la Delfín 35 (llamadas ilimitadas y 1,5 GB). Para acceder a terminales a plazos Orange ofrecerá unas mensualidades de 18 o 24 meses en los que se pagarán cuotas que completarán el precio del terminal después de haber realizado un pago inicial.

Permanencia mínima de 12 meses

El compromiso de permanencia será, en cambio, más reducido, ya que se ha fijado en 12 meses. Si el usuario decide irse a otro operador sin pagar penalización después de este año simplemente tendrá que pagar las cuotas restantes para completar el precio del terminal.

Los terminales que formarán el catálogo para el pago a plazos serán muy variados. Por un lado, el operador ofrecerá los LG Optimus L3, L5, L7 y L9 junto a los Samsung Galaxy Ace 2 y Galaxy S3 Mini y los Sony Xperia P y S. También se incluirán smartphones más potentes como el HTC Desire X y la nueva Blackberry Z10, cuyo precio será de 99 euros en el pago inicial y 24 cuotas de 15 euros. Más asequibles serán los anteriores, que irán desde los 25 euros iniciales con 18 cuotas de 4 euros en el caso del LG Optimus L3.