Confirmado el pobre estreno de Surface: menos de 1 millón en ventas en dos meses

Microsoft no ha conseguido el estreno deseado en su incursión en el mercado de las tabletas. La compañía de Redmond ha pinchado en hueso con Surface tal y como indica su pobre nivel de ventas, que apenas alcanzó el millón de unidades en el último trimestre de 2012.

¿Ha fracasado Microsoft con su tableta Surface con Windows 8? Aunque la respuesta a esta pregunta parece obvia para muchos faltaban datos concretos que confirmasen que así ha sido. Llegó al mercado a finales de octubre sin demasiado bombo, pero poco a poco se vio una inversión millonaria por parte de la compañía en publicidad. Sin embargo, el resultado no ha sido el esperado a tenor de sus ventas al cierre de 2012.

Los analistas más optimistas aseguraban que en sus primeros meses en el mercado Surface alcanzaría 2 millones de unidades vendidas. Nada más lejos de la realidad. Bloomberg señala que apenas ha llegado a la mitad de esta cifra, es decir, se ha quedado por debajo de 1 millón en ventas, una cifra muy discreta si comparamos con los principales rivales de Microsoft en este sector, que dejan muy atrás esta cifra en el mismo periodo.

La propia compañía ya había reconocido que el arranque en el mercado había sido muy discreto, pero estos últimos datos confirmarían el fiasco que ha supuesto su apuesta para intentar adentrarse en un sector dominado por el iPad y por los equipos Android. Analizando con perspectiva el dato es evidente que es muy pobre si tenemos en cuenta que Apple consiguió vender 20 millones de su iPad en el mismo periodo de tiempo.

En la misma información se apunta a que Surface Pro, la tableta que no integrará la versión RT de Windows 8, tendría una mejor acogida que Surface a partir de su cercano lanzamiento, pero esta previsión es más que dudosa, dado que recordemos será un tablet con un elevado precio. Muy bien tendría que hacerlo para acercarse a la altura de sus competidores, que en otros casos como por ejemplo el Nexus 7 de Google han llegado a tener una media en ventas de 1 millón de unidades al mes.

¿Qué camino debería seguir Microsoft para revertir su situación? Son varios los puntos débiles que tiene su tableta. A pesar de tener un buen hardware, el ecosistema de aplicaciones todavía está muy poco desarrollado. Si a ello le unimos un precio alejado de la realidad para un producto de estas características, es entendible que los datos de ventas sean tan modestos. El reto que tienen por delante los de Redmond parece de lo más complicado, pero parece poco probable que tiren la toalla. Al menos en 2013.