El lanzamiento del Nexus 4, camino de ser el mayor fiasco en telefonía móvil

Se cumplen dos meses desde el lanzamiento del Nexus 4 y la paciencia de aquellos que habían apostado por comprar el móvil de Google toca a su fin. El terminal sigue agotado en la tienda del buscador y va camino de convertirse en el mayor fiasco de la telefonía móvil en los últimos años, de hecho, parece que LG ha detenido su fabricación.

Las esperanzas en torno al Nexus 4 se han tornado en decepción. El último móvil de Google prometía ser el gran dispositivo Android que plantase cara al iPhone gracias a su estupenda relación calidad-precio. Por apenas 299 dólares/euros, los usuarios podrían disponer de un smartphone con pantalla HD y máxima potencia gracias a su procesador quad core, a lo que hay que unir una buena cámara trasera así como la autonomía de su batería.

En el momento de su anuncio, allá por el mes de octubre, muchos pensaron en este equipo como uno de los grandes candidatos a acaparar buena parte de las ventas de móviles en Navidad. Su estreno el pasado 11 de noviembre fue de lo más exitoso. En apenas 10 minutos se agotaron todas las unidades que la compañía de Mountain View puso a la venta (aunque no especificó cuántas fueron). Los días fueron pasando y la impaciencia de los usuarios por volver a comprarlo aumentaba. Pasaron semanas hasta el punto de llegar a los actuales dos meses desde ese día y nunca más ha habido noticias de su «reestreno».

Apenas periodos muy pequeños en partes concretas del mundo como la Google Play de Reino Unido o de EEUU volvieron a recibir el dispositivo, ante las crecientes críticas por parte de los usuarios, muchos de los cuales acabaron por decantarse por otros móviles. De este modo, las que se esperaba fuesen unas cifras de ventas millonarias apenas se han situado hasta ahora en apenas 375.000 equipos distribuidos según un análisis de desarrolladores independientes.

¿A qué se debe esta indisponibilidad del Nexus 4?

La pregunta del millón. Google tardó en contestarla y lo hizo de una forma difusa, señalando de forma directa a LG, fabricante del terminal, como responsable. Sin embargo, parece un problema de distribución más que de fabricación, tal y como demuestra que se da el mismo caso con la tableta Nexus 10, fabricada por Samsung e igualmente agotada.

Fuentes del sector señalan que la estrategia que ha seguido Google para abaratar al máximo el precio del Nexus 4 ha sido esperar a contar con un elevado número de pedidos y encargárselo al por mayor a LG, una estrategia que ya hemos visto en la Red con empresas como Groupon. Sin embargo, llama poderosamente la atención que Google no haya sabido anticipar la fuerte demanda que tendría el terminal para haber variado su estrategia de cara a evitar los graves problemas de stock que se han dado en estos dos meses.

Cabe preguntarse ahora cuándo volverá a salir a la venta el equipo. La respuesta a esta cuestión no se ha dado por parte de Google y el daño a la imagen del Nexus 4 y de la propia compañía parece irreparable. En Google Play continúa apareciendo el mismo mensaje: «Los dispositivos están agotados. Inténtalo de nuevo en unos días». ¿Cumplirá Google y será cuestión de días o nos encontraremos en los próximos meses sin que nada se haya vuelto a saber de este móvil? De momento, desde IBTimes.co.uk señalan que el dispositivo ha dejado de ser una prioridad para LG.