El banco malo es interés general para el Gobierno como para expropiar un dominio

El Gobierno no ha tardado en aplicar una de sus últimas medidas aprobadas referente a la Red. La expropiación del dominio sareb.es a un empresario vasco para concedérselo al que se ha denominado banco malo confirma la facilidad con la que puede actuar a la hora de hacerse con dominios registrados por otros usuarios.

A mediados de noviembre saltaba la noticia y no han pasado ni dos meses hasta encontrarnos con el primer caso. Por entonces el director general de la Entidad Pública Empresarial Red.es, Borja Adsuara Varela, anunciaba que cualquier dominio .es puede ser «reasignado» desde su legítimo propietario a otro titular si así lo considera dicha entidad en nombre del «interés general«.

Dicho y hecho. Como leemos en ElOtroLado.net, la entidad pública ha expropiado el primer dominio a su comprador. Como hemos avanzado se trata de sareb.es, que fue registrado el 17 de octubre de 2012 por un empresario vasco sin que se conozca por ahora su fin. Tras el procedimiento de cancelación a su nombre, éste ha sido reasignado a la llamada Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB), también conocida como banco malo y que fue creada por el Ejecutivo «con el objetivo de gestionar y vender los activos inmobiliarios procedentes de la banca de una manera eficiente».

El primer propietario del dominio, además, no ha recibido ningún tipo de compensación económica por ello, tal y como contempla la medida que aprobó en su momento el Gobierno con el fin de maximizar la protección de las «denominaciones de órganos constitucionales u otras instituciones del Estado».

La decisión no está exenta de polémica. Es indudable que existe un negocio en la compra y venta de dominios, pero no por ello es una práctica ilegítima. En este caso en concreto se desconocen las causas por las que fue adquirido. Como bien señala EOL, no se sabe si su comprador se hizo con él para especular y venderlo a posteriori o para albergar otros contenidos relacionados con la palabra «sareb», como los relacionados con los videojuegos de Star Wars o Guild Wars.

¿Qué os ha parecido la puesta en marcha de esta medida?