La protección contra el malware en Android 4.2 prometida por Google apenas es eficaz

Google destacó que con la llegada de Android 4.2 Jelly Bean había conseguido dar un importante salto en su lucha contra el malware. Sin embargo, una investigación independiente pone en entredicho la eficacia de las medidas adoptadas con el nuevo sistema operativo.

El detector de malware implementado por Google en la última versión de su plataforma móvil no es tan efectivo como la compañía anunció hace unas semanas. Así lo ha demostrado un estudio dirigido por el investigador Xuxian Jiang, profesor de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, en el que define el grado de seguridad de esta función como una «protección mediocre» en la lucha contra el software malicioso para sus móviles.

En concreto, los investigadores emplearon varios dispositivos Nexus 10, las últimas tabletas de Google fabricadas por Samsung y que integran la versión Android en cuestión. En cada uno de los dispositivos objetos del estudio instalaron hasta 1.260 aplicaciones pertenecientes a 49 familias distintas de malware que contenían código malicioso. Tras ello empleó el citado escáner de malware para comprobar la efectividad de esta herramienta.

La sorpresa del equipo de investigación llegó con los pobres resultados ofrecidos por este detector. Apenas 193 aplicaciones fueron detectadas como peligrosas por el escáner, lo que supone el 15% del total, lo que llevó a los responsables de la investigación a mostrar su decepción por lo que ofrece una nueva herramienta que fue vendida por Google como un gran arma en la lucha contra el malware.

Al margen de la aplicación integrada por Google, los investigadores eligieron una muestra de cada familia de malware y la testearon en 10 conocidos antivirus entre los que se encuentran Avast, AVG, BitDefender, Symantec o Kaspersky. El porcentaje en estos casos fue muy superior a la ofrecida por el verificador de apps de Google. En concreto fue del 51,02%, algo que por otro lado sigue dejando claro que la efectividad de estos programas tampoco es absoluta.

Así pues, mucho camino por recorrer el que le queda a Google para mejorar la protección de su sistema operativo, en el que el malware va camino de convertirse en una lacra que pone en riesgo la seguridad de sus millones de usuarios. Esperemos que los de Mountain View intensifiquen sus esfuerzos para evitarlo.