Análisis Apple Watch Series 4: características y opinión sobre el nuevo reloj

Gadgets

Llega septiembre y, como siempre, Apple celebra su keynote. Una presentación de producto en la que históricamente son los iPhone los protagonistas, pero en la que el Apple Watch y otros productos se han hecho hueco de manera puntual o fija. Este año tocaba renovar reloj; Apple estrenó el Apple Watch Series 4 antes de adentrarse en los detalles de sus nuevos teléfonos inteligentes, y sentó precedente. El Apple Watch Series 4 es, sin ningún tipo de duda, la mayor revolución para este producto desde su estreno original.

Apple Watch Series 3 OLED GPS (satélite) - Reloj Inteligente (OLED, Pantalla táctil, GPS (satélite), 18 h, 26,7 g), Caja de Aluminio en Gris Espacial y Correa Deportiva Gris EUR 355,00 EUR

El Apple Watch Series 4 ha introducido un cambio de diseño, el primero desde el estreno de la primera generación. La firma de Cupertino se mantiene fiel a sus dos tamaños, pero ha pasado de 38 y 42 mm que había disponibles antes a 40 y 44 mm para el tamaño de la ‘caja’. Con estos tamaños crece el cuerpo, como es evidente, pero la pantalla no crece de manera proporcional, sino que lo hace en mayor medida. Apple ha aprovechado y, manteniendo la tecnología OLED, ha colocado en ambas versiones un panel más grande y que aprovecha mejor la superficie frontal. Las pantallas son hasta un 35% superiores, según los detalles oficiales de la marca.

Diseño y uso

En términos de diseño, el Apple Watch Series 4 es todo un salto. Al fin la compañía de Cupertino ha retocado el cuerpo de su reloj inteligente para hacerlo más grandede esquina a esquina- y a la vez más compacto, puesto que es ligeramente más fino y su frontal está aprovechado en mayor medida por la pantalla. Sus dimensiones son de 44 x 38 x 10.7 mm frente a los 42.5 x 36.4 x 11.4 mm del Series 3 de un año atrás; además, Apple ha mejorado en el Apple Watch Series 4 su peso, que ahora es de 48 gramos y antes era de 52,8 g.

iPhone XS, análisis completo iPhone XS Max, análisis completo

No son las únicas mejoras que ha introducido Apple en el diseño. También han introducido la respuesta háptica en la corona, para una interacción más completa y con una experiencia de usuario notablemente superior. Aun así, la corona se mantiene en su sitio, y el botón físico también, y lo único que se ha reubicado es el micrófono, ahora entre estos dos componentes. A la izquierda, altavoces más potentes para una mejor experiencia en llamada.

En definitiva, el diseño ha mejorado, y mucho, y la sensación en la muñeca es mejor que nunca. Un reloj inteligente que se siente ligero y compacto, pero que ofrece unas características mejoradas y con respuesta háptica en la corona para darnos el ‘feedback’ que daría un reloj con componentes mecánicos. En este apartado, no hay lugar a queja para el Apple Watch Series 4, y menos aún si lo comparamos con la generación anterior. Porque además todo lo bueno que ya tenía, como la pantalla táctil con 3D Touch, se mantiene igual que antes.

Todas tus correas siguen siendo compatibles con el Apple Watch Series 4

Desde que surgieron los primeros rumores de que el Apple Watch Series 4 sería más grande, arrancó el miedo. Ya sabemos cómo es Apple, y sospechábamos que los accesorios comprados para relojes inteligentes de anterior generación podrían no ser compatibles. Pero la firma de Cupertino ha acertado de lleno, porque a pesar de haber pasado a 40 y 44 mm para sus nuevos Watch Series 4, las correas siguen siendo compatibles. No importa cuál compres, o cuál tuvieras, porque se pueden seguir usando. Eso sí, las que eran para el modelo de 38 mm ahora son para el de 40 mm, y las que eran para el 42 mm ahora son para el 44 mm.

Lo que no te va a servir, por cuestiones evidentes, son los protectores de pantalla y las carcasas que permiten proteger el cuerpo del propio dispositivo. Pero las correas, tanto las oficiales como las de terceros, siguen encajando a la perfección en el nuevo modelo.

Pantalla

La pantalla del Apple Watch Series 4 es sin ninguna duda la protagonista del reloj inteligente de Apple. Como avanzábamos, es un panel OLED igual que antes, pero que ha crecido en tamaño hasta las 1,78 pulgadas de diagonal. Antes era de 1,65 pulgadas, y ocupaba un 55,4% de la superficie frontal, pero ahora aprovecha un 66% de la delantera del reloj. Por eso, Apple se ha permitido el ‘lujo’ de lanzar dos watchfaces con más información que nunca: tenemos hasta ocho módulos de información completamente personalizables según nuestros gustos, intereses y apps instaladas.

Esta pantalla mejora sus dimensiones, pero también la resolución y densidad de píxeles por pulgada; mientras que antes teníamos 390 x 312 píxeles y 303 ppp, ahora el Apple Watch Series 4 nos ofrece 448 x 368 píxeles con 326 ppp. La visualización de los contenidos en pantalla es algo mejor en todas las circunstancias, a excepción de la exposición directa al sol. Aquí, el Apple Watch Series 4 cumple, pero podría mejorar. Mantiene los 1.000 nits de brillo máximo, que bajo el sol del verano pueden ser escasos en situaciones muy puntuales.

La respuesta táctil continúa siendo rápida y precisa; y en esto tiene cierta importancia watchOS 5, como las versiones anteriores, porque Apple cuida al milímetro sus interfaces para hacer que todos los elementos se puedan pulsar con facilidad. Aunque hay elementos táctiles algo pequeños, difícilmente tendremos problemas para pulsar cualquier icono, y pocas serán las ocasiones en las que pulsemos donde no debíamos.

Hardware, rendimiento y autonomía del Apple Watch Series 4

Tras esta pantalla, en el interior del Apple Watch Series 4, se esconde  un nuevo procesador de doble núcleo encajado en el chipset Apple S4. Una nueva generación que, a priori, debería prestar más rendimiento y mejorar ligeramente su eficiencia energética. Y efectivamente, el rendimiento de reloj inteligente, de la mano de watchOS 5, es impecable. Todas las acciones las ejecuta de manera fluida y con una respuesta rápida, no hay ningún tipo de situación en la que el Apple Watch Series 4 se ralentice ni lo más mínimo.

Sigue manteniendo sus 16 GB de memoria interna para poder llevar aplicaciones instaladas en el reloj inteligente y almacenar música de forma local para poder ir al gimnasio, por ejemplo, con nuestros Apple AirPods y sin necesidad de llevar también el iPhone en el bolsillo. Sus 16 GB son más que suficientes para un dispositivo como este, a pesar de que también cuenta con otras funciones como el almacenamiento de fotos del iPhone de forma local para su visualización o para watchfaces personalizados. Nada nuevo por aquí.

Tampoco es nuevo que el Apple Watch Series 4, como las dos anteriores generaciones, nos permite inmersiones de hasta 50 metros de profundidad en el agua para la monitorización de prácticas deportivas relacionadas con la natación. De hecho, cuenta con una función específica que bloquea la pantalla táctil bajo el agua, y los botones físicos, para que no haya problemas mientras nadamos o buceamos. Y una vez que hayamos salido, basta con dar unas vueltas a la corona para que emita sonido en pulsos para expulsar el agua del altavoz y volver a la normalidad.

Mayor conectividad en el Apple Watch Series 4

También se mantiene la conectividad WiFi, Bluetooth y GPS para todas las versiones, mientras que un modelo ofrece 4G LTE en exclusiva. Efectivamente, un año tarde, pero Apple ha traído sus Watch con 4G a España de la mano de Orange y Vodafone en su lanzamiento. Cuenta con eSIM, y nos permite llevar nuestra tarifa de datos y llamadas en el reloj para suprimir la dependencia del iPhone. En cualquier caso, Bluetooth y GPS han evolucionado: ahora tenemos BT 5.0 que es más eficiente –y soporta distancias mayores- frente al 4.2 del año pasado, y tenemos soporte para GPS, GLONASS, GALILEO y QZSS, siendo estos dos últimos la novedad del Apple Watch Series 4.

Y ha cambiado también que ahora, en el apartado de hardware, tenemos una segunda generación del sensor de ritmo cardíaco, y que se han incluido los componentes necesarios para poder hacer un electrocardiograma. Eso sí, por el momento del ECG no podemos hablar lo más mínimo en España, porque es exclusivo de Estados Unidos hasta la fecha. Aun así, en España se vende con soporte para esta característica, que llegará cuando se consiga la certificación correspondiente a través de una actualización de software.

Autonomía del Apple Watch Series 4

Apple nos prometió en la keynote de presentación que el Watch Series 4 cuenta con una batería que permite alcanzar una ‘autonomía para todo el día’La generación anterior ya se comportaba francamente bien en este apartado. Este nuevo modelo –la versión solo GPS- es muy parecida. En un uso normal, con un alto volumen de notificaciones y con consultas frecuentes a la hora e información del tiempo, por ejemplo, podemos llegar a dos días de autonomía sin demasiado problema. En un uso intensivo con seguimiento de actividades deportivas, la autonomía se puede ver notablemente afectada, pero parece que un día lo aguantará sin problema, aunque insistamos en usarlo para una y otra cosa.

Las mismas funciones y posibilidades para el Apple Watch Series 4

Donde no hay mucho que ‘rascar’ es en lo relativo a las funciones y posibilidades que nos ofrece el Apple Watch Series 4. La anterior generación se puede actualizar a watchOS 5, luego puede hacer exactamente lo mismo. Solo hay diferencias en funciones por el hardware; es decir, únicamente se diferencia en que puede hacer un electrocardiograma, y la anterior generación no por la sencilla razón de que no tiene el hardware necesario. Pero como decíamos, en España esto no está disponible aún, así que hasta que llegue nos da exactamente lo mismo.

Todo tu iPhone, ‘resumido’ en la muñeca

El Apple Watch Series 4 sigue siendo un aparato excepcional para ser un complemento del iPhone, o incluso un sustituto en situaciones muy puntuales y si contamos con la versión 4G LTE. Desde el Apple Watch podemos consultar la hora, como es evidente, y ver la previsión del tiempo. Pero también podemos ver cuándo amanecerá y anochecerá, la temperatura exterior, el índice de radiación ultravioleta o nuestra frecuencia cardíaca de manera rápida.

Al Apple Watch llegan las notificaciones de todas las apps, y se agrupan para una visualización más rápida y sencilla. Y en el reloj podemos controlar cualquier actividad; deportiva y no deportiva. Es decir, nuestra actividad diaria como las distancias que recorremos, calorías que quemamos, o pisos que subimos; y también todos los detalles de actividades como andar, correr, montar en bici, andar en cinta, correr en cinta, montar en bici estática, elíptica, remo, stepper, entreno HIIT, senderismo, yoga, natación… Todo esto en la app Entreno, que viene preinstalada, pero podemos registrar más actividades con apps de terceros que exprimen aún más el hardware del Apple Watch Series 4.

Las posibilidades del reloj son realmente amplias, porque contamos también con Apple Mapas como callejero, recordatorios, teléfono, control de domótica… Podemos incluso usar el Apple Watch Series 4 para enviar y recibir mensajes y llamadas de voz, o para pagar por NFC en cualquier establecimiento que acepte pago con tarjetas ‘contact less’. Pero la clave está en que absolutamente todo esto ya lo teníamos en la generación anterior, así que no hay nada especialmente destacable más allá del ECG que no tenemos disponible.

Conclusión

El Apple Watch Series 4 es ‘un antes y un después’ en la gama de relojes inteligentes de la compañía de Cupertino. El mayor salto tecnológico está en la posibilidad de hacer un electrocardiograma en un dispositivo que, contando con esta característica en exclusiva, ya sería realmente barato si lo comparamos con cualquier aparato específico para ello. Apple está por delante, ahora que cuenta con la tecnología para un ECG, de cualquier otro fabricante del sector. El problema es que en España no lo tenemos, así que el ‘juicio’ sobre el dispositivo tiene que ser algo diferente.

Dejando a un lado esa tecnología, igualmente es un salto en términos de diseño por la evolución hacia diseños con más pantalla en un equipo que se mantiene compacto y cómodo. Sin apps de terceros ya tenemos una excelente herramienta para el seguimiento de las actividades deportivas; pero es que además Apple cuenta con un extraordinario apoyo de desarrolladores que sacan todo el jugo posible al hardware del Apple Watch Series 4 y las generaciones anteriores.

ZRO para Apple Watch Correa, Silicona Suave Reemplazo Sport Banda para 42mm iWatch Serie 3/ Serie 2/ Serie 1, Talla S/M, Rojo EUR 9,99 EUR

Ahora mismo, en España –por el ECG-, quizá el Watch que más merezca la pena sea el Series 3 con LTE por su relación características – precio. No obstante, hay que tener en cuenta que diseño y pantalla se han mejorado de manera destacable, y que Apple lo ha hecho sin sacrificar en ningún otro apartado. Así que la valoración sobre este dispositivo no puede ser sino positiva. Pero hasta que llegue la certificación a España, para poder hacer electrocardiogramas, seguimos hablando de un dispositivo caro, y con alternativas ligeramente más equilibradas en la relación calidad – precio.

Escrito por Carlos González

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • ccartola

    Sigo pensando que la autonomía es lo que peor le sienta al iWatch. Cuando dure lo mismo -o más- que el que tengo de XiaoMi, igual me planteo la compra.

    Lo mismo que la opción de poder contestar llamadas desde el reloj. Hasta que no se implemente de manera definitiva…

    • Vaderkf

      ???? Perdona pero yo con el series 3 contesto las llamadas desde el reloj y mantengo una conversacion sin necesidad de coger el iphone.

  • menxo

    lo del ekg puede parecer fabuloso pero al igual que los otros medidores no son precisos y jamas contarian como resultados determinantes para diagnosticos.